El viernes 13 de abril de este año fue el día en que el mercado bursátil mexicano estuvo a punto del colapso sistémico.

Sin embargo -y a pesar de que, finalmente, sí se efectuaron las operaciones erráticas-, los mecanismos de protección funcionaron y evitaron que se concretara la primer contingencia sistémica del mercado en operación y negociaciones electrónicas.

Los sistemas de negociación y formación de precios del mercado bursátil mexicano y los mecanismos de protección, tales como la suspensión de cotizaciones ante fluctuaciones extraordinarias en los precios, funcionaron correctamente.

Minimizaron el tamaño potencial del problema y aseguraron la transparencia de los precios bursátiles.

Los cinco minutos de riesgo

Ese día, en unos cuantos minutos se realizaron operaciones erróneas, con un valor total multimillonario.

Para evitar una afectación mayor de inversionistas e intermediarios, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) resolvió cancelar las 2,276 operaciones que se ejecutaron en condiciones erróneas, por 2,083.5 millones de pesos.

Y, a petición de BullTick, la BMV realizó el retiro de todas las posturas vigentes de la Casa de Bolsa en el libro electrónico de negociación, incluidas 923 posturas preasignadas en subastas por rompimiento de parámetros con un valor de 3,860.6 millones de pesos. Fue un problema operativo sin precedente en México.

Lo provocó BullTick Casa de Bolsa al enviar a la BMV miles de posturas de venta sobre las acciones de las emisoras del Índice de Precios y Cotizaciones a un solo precio. Eso produjo un cierre a la baja errático en las cotizaciones de 13 emisoras.

El incidente distorsionó los volúmenes, precios y el nivel de los índices y pudo tener consecuencias sistémicas, de no haber funcionado los sistemas de protección con los que cuenta la BMV.

De inmediato y de manera automática, se efectuó el cierre de las posturas de compra vigentes en el libro electrónico de negociación sobre los valores de las emisoras involucradas, y el ajuste correspondiente a la baja en sus precios de mercado.

Lo cierto es que este tipo de riesgos están asociados con la sofisticación de los mercados. En EU ocurrió con el flash crash. El lunes siguiente al error registrado de BullTick, esta Casa de Bolsa fue suspendida y la propia BMV y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores investigan el caso.

Al mismo tiempo, revisan el reglamento interior de la BMV para hacer los cambios que permitan prevenir y acotar aún más cualquier error que pueda colocar nuevamente ante un riesgo sistémico al mercado de valores.

Tal vez lo único que debe y puede mejorarse de inmediato es la comunicación inmediata de los problemas.

Se registró un vacío informativo que se extendió por varias horas; el mercado bursátil tiene el mandato de ser una caja de cristal por la que fluya instantáneamente la información.

Ésta es un insumo indispensable para los participantes en el mercado de valores y, bajo ninguna circunstancia, aún y cuando ya era viernes y el mercado había cerrado, la BMV puede darse el lujo de registrar tales vacíos informativos.

CUENTOS VERAS

PensionISSSTE, que dirige Alejandro Turner, aprobó la distribución de su remanente de operación del 2011, que suma 210 millones de pesos entre 513,050 cuentas individuales activas de trabajadores.

La Junta Directiva del ISSSTE, su máximo órgano de dirección y gobierno, aprobó la reinversión del remanente de operación 2011 del PensionISSSTE

En acatamiento a la ley, este remanente de operación, de 210 millones de pesos correspondientes al 2011, se distribuirá entre 513,050 cuentas individuales activas de trabajadores.

Conforme a ese mandato legal, PensionISSSTE depositará una parte de las utilidades en el concepto de ahorro voluntario; otra, en un apartado que se liberará dentro de tres o cinco años -si el cuentahabiente continúa afiliado-, y una más, la mayor, que se le entregará al trabajador al momento de su retiro.

La metodología para reinvertir el remanente de operación se fundamenta en que dichos recursos fueron generados, principalmente, como resultado del cobro de comisiones a los trabajadores durante el lapso que éstos han mantenido la administración de sus recursos en PensionISSSTE.

Se cumple así con los ordenamientos de la ley de repartir entre sus afiliados esta parte de las utilidades generadas en el ejercicio 2011.

Twitter: @marco_mares