Ayer se mencionaron parte de los desafíos a los que se enfrenta la ganadería en México y que, de acuerdo con el doctor Miguel García Winder en el libro La ganadería en América Latina y el Caribe, es necesario visualizar y atender para impulsar el desarrollo sustentable, incluyente y competitivo de los sistemas ganaderos.

Hoy concluiré señalando el valor que tiene la capacitación en el sector primario a través de los siguientes aspectos:

5) Infraestructura. Los estudios del Banco Mundial (González et al., 2008 y Schwartz et al., 2009) indican que cuando se analiza a nivel nacional el costo de transporte de los alimentos representa entre 18 y 32 % del valor final del producto, lo que contrasta con sólo 9% en los países de la OECD. Hay que facilitar los procedimientos para agilizar la logística de la actividad ganadera e invertir de manera estratégica en mejorar la infraestructura física y los servicios en el sector rural.

6) Energía. Se debe continuar trabajando para lograr una mayor eficiencia energética por unidad de alimento producido, mejorando las técnicas de producción, sacrificio, procesado y distribución. Actualmente existen tecnologías que permiten utilizar diversos subproductos de la ganadería en la generación de energía, que puede ser reincorporada a la actividad reduciendo la dependencia de recursos fósiles.

7) El impredecible impacto de nuevas tecnologías. Tres grupos de tecnologías forman parte de la ganadería a nivel mundial. La primera está relacionada con la elaboración de productos (carne o leche) artificiales in vitro y tecnologías de cultivos de tejidos y recombinación genética. La segunda está relacionada con aplicaciones nanotecnológicas que prometen impactar la productividad de las explotaciones ganaderas. En la tercera están las relacionadas con la biotecnología, donde se incluye el uso de marcadores genéticos, el aislamiento e inserción de genes, la clonación, la reproducción in vitro, la producción de vacunas y medicamentos, entre otras. La respuesta de la sociedad ante estas tecnologías impactará en el avance o retroceso de las mismas.

En ese contexto, instituciones como FIRA, conjunto de fideicomisos originados en el Banco de México, realizan a través de sus Centros de Desarrollo Tecnológico, como el CDT Tantakin, cursos de capacitación y eventos demostrativos a ganaderos para mejorar técnicamente sus sistemas productivos, aplicando tecnologías como el diagnóstico de gestación e inseminación artificial, manejo de praderas, ensilaje de cultivos forrajeros y la implementación de sistemas silvopastoriles, entre otros.

Adquirir conocimiento y habilidades técnicas mediante la capacitación es imprescindible para mejorar la eficiencia en la utilización de los recursos, reducir el impacto ambiental y los costos de producción. Los desafíos son monumentales y todos los involucrados en la actividad ganadera debemos dar respuesta y trabajar coordinadamente para garantizar la sostenibilidad de los sistemas de producción, y a su vez, producir los alimentos de origen animal que la sociedad demanda. Para más información de cursos de capacitación en ganadería, puede visitar la página web: www.fira.gob.mx.

*Mario Alberto Santiago Ortega es especialista en el CDT Tantakin de FIRA. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]