Los párrafos siguientes ejemplifican que el futbol interesa no sólo a sus aficionados. Noruega no participa en la Copa Mundial 2010, pero una producción noruega actual es Tributo dancístico al arte del futbol. En http://jskompani.no/ leo: A diferencia de todos los perdedores en la Copa Mundial, Jo Strømgren Kompani está disfrutando el privilegio de ganar cada noche . Cuando estuvo en Guanajuato en el 2000, se afirmó: Este performance se sumerge a la rutina física del deporte y resalta los aspectos estéticos de su locura… Es además un comentario político en torno del conflicto de elección entre los deportes comunes y las artes elocuentes. Es una patada al orgullo y al prejuicio que rodean el concepto de un futbol identificado con la clase trabajadora contra el ballet de las clases adineradas.

La pieza borra todas estas líneas de demarcación y hace brillar sus semejanzas; el entretenimiento puro y la exuberancia física que surge .

El 17 de julio pasado, en el diario The Financial Times ( Fiscal saints show winning trend at footie ) se concluyó que los pecadores fiscales en Europa no van muy bien en la Copa Mundial que actualmente se lleva a cabo en Sudáfrica.

C. Brady, D. Bolchover y B. Sturgess analizaron el modelo organizacional del futbol ( Managing in the talent economy: the football model for business , California Management Review, verano del 2008), tras lo que indicaron: Los entrenadores de futbol siempre han necesitado resolver el dilema más importante de la administración de personas planteado por una nueva economía crecientemente dependiente de los trabajadores del conocimiento -cómo administrar más efectivamente el talento .

Ellos citaron a un profesor brasileño: el futbol Ya no es más un asunto de individuos. Por eso Kaká es el mejor jugador en el mundo. Porque todas sus destrezas son para el equipo .

Andrés Roemer (¿Por qué amamos el futbol?, 2008) dijo que: El futbol no es sólo un juego, como actividad lúdica es un campo para aprender y formar, permite comprender la importancia de las reglas y la racionalidad, sopesar el valor del esfuerzo en pos de un objetivo, atisbar la compleja relación entre cooperación y éxito .

Maria Grazia Siliato (Calígula, 2006): Dos equipos se enfrentaban en una reñidísima competición urbana, entre el delirio de los principales animadores, el ondear de los colores, la incitación frenética, las apuestas, las trifulcas, las risas; y hasta dos siglos más tarde no suscitaría otro deporte en Roma, el futbol, tormentas emocionales comparables a aquellas .

Javier Marías (Salvajes y sentimentales): Lo que sí sé es que no hay deporte que más angustie, cuando es angustioso (1992); el futbol es el circo de nuestros días, pero también el teatro. Ha de ser emoción, temor y temblor, desolación o euforia (1994), lo normal es que el aficionado al futbol lo sea desde pequeño y, por eso, reaparecen en él rasgos enteramente infantiles durante la contemplación de un partido: el temor, la zozobra, la alegría, el bochorno, la rabia, hasta las lágrimas (1997).

Janet Lever (La locura por el futbol, 1985) escribió: Es obvio que los aficionados prefieren el placer de ganar al sufrimiento de ver que sus equipos son derrotados, pero aun el sufrimiento puede interpretarse como indicación de lealtad y profundo interés en algo .

A todo ello hay que sumarle Tres futbolistas , Las futbolistas , Futbolista morena y Futbolista rubia , que son pinturas del duranguense Ángel Zárraga (1886-1946).

[email protected]