Build the Wall fue uno de los eslogans de la campaña de Donald Trump en 2016. A big, beatiful wall le prometió a sus seguidores. Sería pagado por México y serviría para detener la llegada de migrantes y el tráfico de drogas. Ha llegado el momento de hacer la cuenta, ¿cumplió su promesa… se hizo realidad su amenaza?

En el momento en que asumió la presidencia, había 654 millas de muro, un poco más de 1,000 kilómetros. En enero de 2021, según la administración de Aduanas de Estados Unidos, hay 669 millas de barrera primaria y 65 millas más de lo que se denomina barrera secundaria. La diferencia es de 80 millas, es decir 128.7 kilómetros.

Los peores pronósticos para México no se cumplieron. Perro que ladra no muerde, dirán algunos de ustedes. Esto es una verdad a medias. La administración Trump reconstruyó 452 millas de muro (727 kilómetros). Sustituyó viejas estructuras por versiones más modernas, equipadas en algunas áreas con cámaras, sensores y facilidades logísticas para los agentes migratorios. A estos les contagió de su mística xenófoba y crecieron las quejas por abusos contra migrantes. Nuevos, lo que se dice nuevos  son 80 millas de muro, 47 de barreras primarias y 33 de barreras secundarias.

De acuerdo al periódico The Republic de Arizona, se gastaron 16,000 millones de dólares en erigir estos obstáculos. Son alrededor de 30 millones de dólares por cada kilómetro. La cifra es exorbitante, considerando que no se construyó el muro de más de 10 metros de altura que prometió Donald Trump, sino diferentes tipos de estructuras, donde predominan unas rejas a través de las cuales se puede ver de un lado a otro. Una parte no especificada de los recursos se destinó a pagar por tierras privadas, porque el trazo del muro incluyó muchas propiedades de particulares.

Los recursos para la construcción produjeron encontronazos con los legisladores demócratas y con autoridades locales de California, Texas, Arizona y Nuevo México. El Congreso otorgó un poco más de 5,000 millones de dólares para las obras. Donald Trump reasignó más de 10,000 millones de otros rubros, unos provenientes de fondos relacionados con Seguridad Nacional y otros estaban considerados para apoyar regiones víctimas de desastres naturales, entre ellos Puerto Rico que fue golpeado por el Huracán María en 2017.

¿Qué pasará con el muro? Hay otras 378 millas en construcción o en fase avanzada de preparación, de acuerdo a la US Customs and Border Protection. Hay también procesos muy avanzados de compra de propiedades y materiales. Hay muchos intereses en juego. Joe Biden ha prometido que no seguirá con la construcción y ha nombrado como administradora de un nuevo gran proyecto en la frontera sur a la ex embajadora en México, Roberta Jacobson. No se derribará el muro, pero seguramente habrá cambios importantes en política migratoria.

En los cuatro años de Donald Trump, el número de extranjeros residentes en Estados Unidos pasó de 43.7 a 45 millones. Un hecho relevante es que el número de mexicanos se redujo ligeramente en ese periodo y quedó alrededor de los 10 millones.

No está claro cómo será el cambio en la política migratoria y qué implicaciones tendrá para México. Hay dos cuestiones: ¿Seguirá la Guardia Nacional mexicana desempeñando el papel de muro humano para frenar la migración de centroamericanos? ¿Habrá un repunte de la migración mexicana a Estados Unidos como consecuencia de la crisis económica?

Para cerrar, un dato optimista: el porcentaje de estadounidenses que considera que la migración es algo positivo para su país pasó de alrededor de 50% en 2005 a más de 75% en 2020, según una encuesta de Gallup.

lmgonzalez@eleconomista.com.mx

Luis Miguel González

Director General Editorial de El Economista

Caja Fuerte

Licenciado en Economía por la Universidad de Guadalajara. Estudió el Master de Periodismo en El País, en la Universidad Autónoma de Madrid en 1994, y una especialización en periodismo económico en la Universidad de Columbia en Nueva York. Ha sido reportero, editor de negocios y director editorial del diario PÚBLICO de Guadalajara, y ha trabajado en los periódicos Siglo 21 y Milenio.

Se ha especializado en periodismo económico y en periodismo de investigación, y ha realizado estancias profesionales en Cinco Días de Madrid y San Antonio Express News, de San Antonio, Texas.

Lee más de este autor