La industria de la construcción en México está en el fondo del pozo. Luego de ocho trimestres consecutivos de contracciones, en el 9 trimestre cayó en un hoyo profundo.

Se trata de una de las fases de contracción más largas y profundas que ha tenido este sector, considerado como uno de los más importantes motores de la economía.

El PIB de la industria de la construcción registró una contracción estimada de (-)30% anual, en el segundo trimestre del año.

Es la mayor caída desde 1995, de acuerdo con el Indicador Adelantado de la Industria de la Construcción de Forecastim, que dirige Ricardo Trejo.

Durante los meses de abril y mayo de 2020 la producción retrocedió en promedio (-)37% anual por efecto de la crisis sanitaria del Covid-19.

Y aunque en junio, el regreso paulatino a la normalidad, permitió la reactivación de la industria, ésta continuó contrayéndose en relación con igual periodo de 2019.

En términos nominales el PIB de la construcción registró una pérdida de 118,300 millones de pesos reales (-19%) en el primer semestre de este año, en comparación con igual periodo del año pasado.

Es la mayor caída del mercado desde el primer semestre de 1995.

La gráfica del Indicador Adelantado de la Industria de la Construcción muestra una caída prácticamente vertical.

Los factores que más impactan a la industria de la construcción son el entorno negativo para la inversión y el mayor nivel de desempleo que anticipa la reducción en el nivel de actividad constructiva.

Respecto del nivel de confianza empresarial, este indicador se ubicó en la calificación más baja desde junio del 2009.

Y por lo que toca al nivel de desempleo los datos también son malos. La contratación de trabajadores de la construcción asegurados en el Seguro Social se ubicó en la menor calificación histórica de la serie, que registra de enero del 2007 a la fecha.

Y aunque la contratación de trabajadores asegurados aumentó en 98,000 plazas, en el segundo trimestre del año se contabilizó una pérdida neta de 131,300 plazas en relación al cierre de marzo.

Con todo y la negro de la cifras registradas en la industria de la construcción, el futuro es muy retador.

Para evitar un sexenio perdido, el PIB de la construcción tendrá que crecer como mínimo a una tasa promedio de 6.1% anual entre el 2021 y el 2024.

Sólo así se podrá alcanzar en el último año de esta administración un volumen de producción de 1 billón 290,000 millones de pesos reales, el mismo valor de mercado generado en 2018.

Por rebote estadístico, concluye el análisis, sería factible observar un aumento de 6% en 2021, sin embargo, el verdadero reto de crecimiento se impondrá en la segunda mitad del sexenio.

En el último informe sobre el impacto del Covid-19 de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción —elaborado por José Antonio Hernández, gerente del Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción) recordaba que el año 2019 fue desastroso para la industria de la construcción con una caída real anual del 5% (90,310 millones de pesos) respecto del 2018, con una pérdida de 150,000 puestos de trabajo.

Anticipaba que el año 2020 sería peor por la reducida ejecución del gasto público en infraestructura; el retraso en el inicio de proyectos incluidos en el Acuerdo Nacional de Infraestructura; la incertidumbre en los mercados financieros y su impacto en las expectativas del sector privado.

La CMIC pronosticaba que frente a los imponderables el sector de la construcción podría registrar una caída de 7% real anual en 2020.

Calculaba que esto equivaldría a una reducción de 119,891 millones de pesos en la facturación anual respecto a lo facturado por el sector en 2019 (1 billón 747,337 millones de pesos).

Los hechos y los pronósticos del sector para la industria de la construcción, marcan un escenario negro para el sector y para la economía mexicana.

Atisbos

COMPRA.- Carlos Slim sale de compras. Podría invertir 2,800 millones de dólares junto con Telefónica Brasil, para adquirir el negocio móvil de Oi el cuarto operador más grande de telecomunicaciones en Brasil.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.