Ha sido interminable la espera para que el organismo multilateral UNOPS informe sobre los resultados de la compra consolidada de medicamentos para el sector público en México.

Esperemos que no pase de junio para su prometida sesión informativa. Mientras tanto, ya está firmando contratos con las empresas ganadoras, y la novedad es que son contratos no por 6 meses como se había previsto, sino por un año, es decir de junio a junio.

Eso significa que al menos quedará garantizado el abasto de tratamientos del Sector Salud para lo que resta del 2021 y la primera mitad del 2022. Igualmente, que tendrá un colchón para organizar mejor la compra multianual para cubrir del segundo semestre del 2022 al 2024.

Lo malo: hoy no se están cubriendo todos los requerimientos pues todo parece indicar que hay una muy alta proporción de claves desiertas. La industria estima que más de la mitad de lo solicitado por UNOPS, por diferentes razones (unas inexplicables) no lo están adquiriendo.

Es decir que aún continuará la espera para que sean reabastecidas muchas de las medicinas vitales que han escaseado por meses en las instituciones médicas con el enorme sufrimiento y complicaciones para los pacientes.

Ante la falta de un informe global de UNOPS, la industria farmacéutica del país ha hecho sus análisis.

Conforme un reporte del Instituto Farmacéutico (Inefam), basado en un listado integrado con apoyo de la comisión de abasto de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), la UNOPS asignó 530 claves de fármacos (no las 730 que mencionó el secretario Jorge Alcocer) de un total de 1,183 convocadas en febrero. De ello se deriva que fueron 653 (55% del total) las claves que resultaron desiertas. La gran mayoría obedeció, conforme el reporte Inefam, a que el precio ofertado fue mayor que el precio aceptable y a que no hubo ofertas.

Pero llama la atención que muchas quedaron desiertas aun cuando sí había ofertas y éstas eran a precios menores que la referencia aceptable. Inefam, de Enrique Martínez y José Carlos Ferreyra, las cataloga como “desiertas sin motivo” pues el precio ofertado fue incluso menor que el aceptable; es un renglón nada menor pues representa 26.3% de las claves, y en piezas equivale al 38.7% del total.

Aquí surge la duda sobre lo que pasó y ya nos lo explicará el equipo de Giuseppe Mancinelli de UNOPS sobre porqué ese flaco resultado después de tantos meses de espera. Han pasado once meses desde que UNOPS firmó el acuerdo con el Gobierno mexicano y cinco meses desde que convocó y recibió las ofertas de los proveedores. No ha reportado resultados, pero la industria dice que 55% de la licitación terminó declarada desierta.

Otro aspecto que resalta es que la jalisciense Grupo Pisa no ha sido asignada en ninguna clave; todo parece indicar que UNOPS obedeció la orden del presidente López Obrador al rechazarle a la principal farmacéutica mexicana todas sus propuestas, y eso que ésta ofertó, nos dicen, en más de 200 claves a precios que no se consiguen en otro lado.

Y si así se decidió fue evidentemente con un costo muy elevado para los pacientes, pues ante tantas claves desiertas, muchos fármacos seguirán escaseando todavía por algún tiempo en lo que se consiguen en otros países. Se ve que el Insabi lo habrá aceptado pues ya salió rápidamente a convocar de compras por su lado para cubrir los faltantes de UNOPS.

Lo preocupante es que entre las claves no asignadas están medicamentos fundamentales y muy utilizados que, en lo que se logran adquirir, seguirán escaseando, tales como: omeprazol, metformina, albendazol, atorvastatina, diclofenaco, acido acetilsalicílico, ciprofloxacino, ceftriaxona, ketorolaco, etc.

Reunión express de UNOPS con farma

De última hora nos enteramos que finalmente hoy se reúnen los representantes de Canifarma y las asociaciones farmacéuticas y demás ramas de proveeduría en salud, incluida Anafam, AMIIF, Amelaf y AMID (dispositivos médicos) con directivos de UNOPS. Ya nos enteraremos y estaremos reportando sobre los puntos tratados.

Formaliza Juan Lozano su salida de IMPI y llega a ABM

Este miércoles se concreta la salida de Juan Lozano del Gobierno de la 4T para irse a formar parte de la Asociación de Bancos de México (ABM). Hoy es su último día como titular del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), cargo que ocupó por los 2 años y medio que lleva el actual Gobierno, y se sumará como senior advisor del presidente de los banqueros Daniel Becker Feldman, de Grupo Financiero Mifel. Ya nos enteraremos luego sobre la labor de Lozano en ABM pues su trayectoria incluye en mucho al sector salud, primero en la industria farmacéutica y luego en el IMSS, pero también el sector energético porque fue director de Pemex el sexenio pasado, y el impulso de la innovación durante su paso por el IMPI.

Alianza wellness Cartesiano de Puebla-UMusic Hotels

La colaboración anunciada entre el Hotel Cartesiano en Puebla para que UMusic Hotels tome el control de su operación es novedosa dentro de ese rubro innovador de hoteles wellness que ofrecen opciones de salud y bienestar al huésped durante su estancia. La idea de Cartesiano es sumar la experiencia musical inmersiva y mejorar las experiencias transformadoras, de bienestar y de curación holística para sus visitantes, con especial hincapié en prácticas basadas en el ritmo, la vibración, el movimiento, la regeneración y la nutrición consciente.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Twitter: @maribelrcoronel

 

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.

Lee más de este autor