Una de las razones fundamentales de la polarización y el conflicto entre grupos y personas (así como muchas de decisiones equivocadas que tomamos), está relacionada con la existencia de percepciones erróneas que afectan nuestros diagnósticos y decisiones.

Así como la presión que sentimos de nuestros pares (o semejantes) influye en la naturaleza de nuestra conducta, también las percepciones erróneas que tenemos acerca de otros inciden en nuestras actitudes y comportamientos.

En el estudio “Misperceptions About Others”, de Bursztyn y Yang, se analizaron 79 estudios sobre el efecto de la percepción, en temas económicos, políticos, partidistas, sociales y de género.

Entre los hallazgos del estudio destaca el hecho de que las percepciones erróneas acerca de otros son muy generalizadas y frecuentes.

Una segunda conclusión es que estas percepciones erróneas no son simplemente “errores de medición” respecto de lo que los otros hacen o piensan. Son abiertas desviaciones, muchas veces notoriamente falsas, sobre lo que asumimos que los demás piensan y hacen.

Otra conclusión es que estos errores de percepción son asimétricos. Es decir, no nos equivocamos en la percepción que tenemos respecto de lo que otros piensan, en ocasiones de forma positiva y en otras del lado negativo. Nuestros errores de percepción tienden a ser siempre cargados hacia un lado (frecuentemente hacia el lado que mayor carga negativa representan respecto de la opinión y acción que atribuimos a otros).

También encontró el estudio, que estos errores de percepción son menores cuando se trata del juicio sobre personas que pertenecen a nuestros mismos grupos de referencia o con las que nos identificamos en temas políticos, económicos, sociales o de género. Y por el contrario son mucho mayores cuando se trata de personas que pensamos que pertenecen a un espectro o visión diferente respecto de lo que nosotros pensamos.

Ello implica que a las personas las juzgamos más erróneamente y más alejado de la realidad, cuando consideramos que se oponen a nuestras ideas.

Finalmente, el estudio encontró que las actitudes o creencias que tenemos respecto de nosotros mismos, está asociada con las percepciones erróneas que tenemos de los otros. Juzgamos más positivamente (aunque sea sin fundamento) a quienes opinan igual a nosotros o se parecen a nosotros, mientras que aquellos que consideramos opinan lo contrario, son juzgados a partir de patrones de percepción errónea, incluso lejanos de la realidad.

De acuerdo con el estudio, es posible establecer mecanismos que permitan recalibrar estas percepciones erróneas, reduciendo los desacuerdos y la confrontación, pero ello implica necesariamente un esfuerzo para acercar información transparente y no sesgada, que de forma gradual haga evidente los errores de percepción y desmitifique las creencias que sobre los demás tenemos. Siendo para ello necesario tener esfuerzos deliberados de comunicación y de articulación y acercamiento, para provocar la discusión abierta sobre los temas.

En el entorno actual de nuestro país (y de muchos países del mundo), este estudio pone en evidencia el porqué es tan difícil alcanzar acuerdos fundamentales entre personas y grupos de la sociedad, sobre temas relevantes para todos. Porque privilegiamos la descalificación, aún por encima de la realidad, de aquellos que consideramos nuestros adversarios u opositores. Ello impide en el fondo la construcción de acuerdos y el gradual acercamiento de posturas, que contribuyan a la generación de propuestas viables de solución, apegadas a la realidad y factibles, especialmente tratándose de los problemas más relevantes que afectan a nuestra sociedad e impiden su desarrollo.

raul@martinezsolares.com.mx

Raúl Martínez Solares

CEO de Fibra Educa y Presidente del Consejo para el Fomento del Ahorro Educativo

Economía Conductual

El autor es politólogo, mercadólogo, financiero, especialista en economía conductual y profesor de la Facultad de Economía de la UNAM. CEO de Fibra Educa y Presidente del Consejo para el Fomento del Ahorro Educativo.

Síguelo en Twitter: @martinezsolares

Lee más de este autor