Hoy continuaremos comentando algunos de los más relevantes hitos y repercusiones de la producción agropecuaria de California

• California produce más de la mitad de las frutas, verduras y leguminosas que se consumen en Estados Unidos.

• El mercado de exportaciones internacionales aporta a California casi 12,000 millones dólares. Los principales rubros de exportación son: almendras, vinos, productos lácteos, algodón, uvas de mesa y nueces. Canadá, la Unión Europea, Japón, México, China/Hong Kong y Corea del Sur son los principales importadores de la producción agropecuaria de California.

• La producción de uva encabeza los cultivos agrícolas. Más de 95% de los viñedos en producción se originó en laboratorios de la Universidad de California en Davis.

• La cría de ganado y aves representa 27% de la producción agropecuaria. Las granjas avícolas, con más de 19 millones de gallinas, producen más de 5,300 millones de huevos.

• California produce, por lo menos, 99% de varios cultivos especializados, que incluyen almendras (número uno en exportación), alcachofas, dátiles, higos, kiwis, aceitunas (más de 70% de la producción nacional), fruta caqui, pistachos, ciruelas, uva pasa, clavo de olor, nuez real y aguacate.

• California produce 83 % de las fresas de Estados Unidos, lo que equivale a un volumen de 1,400 millones de libras.

• La producción orgánica de productos agrícolas se ha doblado desde 1997, generando casi 840 millones de pesos en ventas, pero representa sólo 1 % de la producción agrícola en California.

• En promedio, cada agricultor californiano produce suficientes alimentos para 135 personas.

Según algunos expertos de la National Aeronautics and Space Administration (NASA), a California le queda agua sólo para un año más, luego de que se confirmara que enero del 2015 fue el mes más seco registrado desde 1895.

Estos cambios y recortes en la industria agrícola y ganadera de California se verán reflejados no sólo en el estado, también en los supermercados del país, donde el consumidor notará que la variedad, abundancia y los precios de otros tiempos no serán tales. A la fecha, el balance de la afectación es que se han perdido 17,000 empleos y más de 400,000 hectáreas se han dejado de cultivar.

En México existe un viejo refrán que dice: Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar . Nuestro país no está exento de este problema, ya que según un estudio de simulación de la NASA, corremos el riesgo de que, en un par de décadas, se pueda presentar una catástrofe climática por una megasequía, con una duración de varios años o décadas. Inicialmente, las regiones afectadas serían el noroeste y norte, para después irse ampliando con el tiempo hacia el occidente y sur de la República. En estas regiones, se produce más de 65% de los alimentos que consumimos.

Es importante investigar nuevas formas de producir agroalimentos bajo este escenario, de tal forma que nos permitan asegurar la alimentación de los mexicanos de una forma rentab\le y sustentable.

*/Miguel Gerardo Ochoa Neira es subdirector de Análisis del Sector en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]