En relación al tema de la producción en México, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) estima que durante el 2019 ésta será de 2 millones de toneladas, es decir, la mayor desde 1990. A tasa anual, el incremento sería de 2 por ciento. De esta manera, por sexto año consecutivo, ésta mantendría un crecimiento y se debe, entre otros factores, a los precios accesibles de los granos utilizados como alimento para ganado.

Sobre el consumo, durante el 2019 se estima que será de 1.89 millones de toneladas de carne en canal, es decir, un incremento anual de 1.3 por ciento. Éste mantendría un crecimiento sostenido durante cuatro años consecutivos. Asimismo, por sexto año consecutivo, la producción de carne de bovino crecería a un ritmo mayor que el consumo, acrecentando el superávit registrado recientemente.

Históricamente, en México la oferta total de carne de bovino está compuesta en su mayor parte por la producción nacional. Para el 2019, se estima que ésta será de alrededor de 2.04 millones de toneladas, de las cuales 93.6% tendría como origen la producción doméstica y 6.4% restante provendría de importaciones, las cuales podrían ascender a 131,000 toneladas. En comparación con las cifras observadas en el 2018, la oferta total de carne de bovino sería 1.6% mayor.

Por su parte, en el 2019 la demanda de carne de res en México tendría como principal componente el consumo doméstico, con una participación de 88.4% de la demanda total. Las exportaciones serían de alrededor de 237,000 toneladas, 11.6% de la demanda total de este cárnico y se prevé que en el 2019 éstas llegarán a su máximo registro histórico y crecerían en 8.7% a tasa anual.

En materia de precios, el que presentó el del ganado vivo, pagado al productor a pie de granja o rancho, se mantuvo relativamente estable durante todo el 2018. En comparación con el periodo homólogo del 2017, se observó un ligero incremento de 3.2 por ciento. De igual forma, durante el 2018, el precio promedio de la carne en canal en rastros nacionales también se mantuvo sin variaciones.

En conclusión, la expectativa para el 2019 es que la producción interna crezca, como resultado de la creciente demanda por este producto, entre otros factores. Por ende, el mercado de la carne de res mueve millones de dólares año con año y la perspectiva es que así se mantendrá.

*José Cuevas Valdez es especialista de la Subdirección de Investigación Económica de FIRA.  “La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA”.