En en esta segunda parte abordaré como debiera ser una estrategia de banca sostenible. En el ámbito internacional existen múltiples iniciativas que buscan alinear la función de la banca con los objetivos de desarrollo sostenible, por mencionar algunas, los Principios del Ecuador crea un marco y brinda directrices para incorporar el análisis de riesgos ambientales y sociales en la toma de decisiones de financiamiento

La Iniciativa Financiera del Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas ha desarrollado una guía de Sustentabilidad y Banca y en nuestro país encontramos el Protocolo de Sustentabilidad de la Asociación de Bancos de México.

Con base en las experiencias anteriores es posible identificar características comunes de una estrategia de banca sostenible que se puede dividir en 5 puntos. 1) Objetivo y gobernanza, 2) Acciones internas, 3) Administración de riesgos socioambientales, 4) Impulso a inversiones sostenibles, y 5) Reportes de sostenibilidad.

El Objetivo dentro de una estrategia de sostenibilidad debe ser lo suficientemente ambicioso y realizable para lograr impactar positivamente y brindar los resultados esperados. La visión de largo plazo es fundamental para la creación de valor social y ambiental. Del objetivo dependerá la Gobernanza o arreglo institucional que se requiere para lograrlo, incluyendo políticas, mediciones, y procesos que ayuden a conseguirlo.

Las Acciones Internas incluyen actividades que ayuden a disminuir el impacto directo de los bancos al medio ambiente y mejorar las relaciones con los grupos de interés como son empleados y la sociedad civil, entre otros. Campañas de ahorro de recursos, jornadas de salud, y contribuir con campañas sociales son un ejemplo de este punto.

Incorporar las externalidades en sus procesos de decisión de crédito e inversión al interiorizar los riesgos sociales y ambientales mediante una adecuada Administración de riesgos socioambientales enriquecen los procesos de análisis de crédito de la banca, disminuyendo riesgos reputacionales, salvaguardando el valor de las garantías y de los portafolios de inversión, entre otras ventajas.

Impulso a proyectos sostenibles involucra financiar proyectos y acciones que causen un efecto positivo en el desarrollo sostenible. Este punto ofrece a los inversionistas opciones para direccionar sus recursos hacia inversiones con rendimientos socioambientales. Para este fin, es necesario crear estructuras financieras que permitan a las empresas implementar modelos de negocio y proyectos en línea con objetivos de desarrollo sostenible.

Financiar proyectos que contribuyan al mejoramiento social y ambiental, así como proyectos innovadores puede resultar un reto, pero es un área de oportunidad para expandir el negocio de los bancos. Las emisiones de bonos verdes y usar nuevas tecnologías aplicadas a los servicios financieros (Fintech), son ejemplos de innovaciones que pueden contribuir a este fin.

Por último, los Reportes de Sostenibilidad constituyen el medio por el cual el banco se comunica con sus grupos de interés y reporta las acciones, logros y arreglos institucionales que ha instrumentado para conseguir sus objetivos en el terreno de la sostenibilidad

El lunes describiré las características que debe incluir una estrategia de banca sostenible.

*Erick Rodríguez Maldonado es especialista de la Subdirección de Pesca, Forestal y Medio Ambiente de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]