La Bolsa de Nueva York está preparada para recibir esta semana a Snap, la matriz de Snapchat, una aplicación de red social para móviles que permite a los usuarios compartir fotos y vídeos modificados con sus contactos.

La compañía debutará el jueves en Wall Street, con un precio de partida de entre los 14 y los 16 dólares, con lo que su valor bursátil puede ascender hasta los 21,000 millones de dólares.

Snap se convertirá así en la mayor OPV de una compañía tecnológica en Estados Unidos desde el salto al parqué de Alibaba, el consorcio privado chino dedicado al comercio electrónico en Internet que se estrenó en Wall Street en septiembre de 2004 con una capitalización de 168,000 millones de dólares. Desde su salto al parqué, este gigante chino ha subido más del 50% y su capitalización actual asciende hasta los 256,888 millones de dólares.

Momento dulce para las tecnológicas de EU

Snap se estrenará en Bolsa en un contexto muy favorable para las empresas tecnológicas de EU, en el que las gigantes del sector se encuentran cotizando en zona de máximos históricos y cuentan con buenas perspectivas según la mayoría de los analistas, que recomiendan comprar o mantener sus títulos en cartera.

Así, el índice Nasdaq, que aglutina a las principales empresas tecnológicas del país cotiza sólo un 0.5% por debajo de los máximos históricos que marcó el pasado 21 de febrero, en 5,865 puntos. En el año, el indicador sube más de un 8%, frente a las subidas del 5% del Dow Jones y del S&P500.

Puntos fuertes de la compañía

Snap destaca entre otras cosas por la novedosa integración que tienen los anuncios dentro de la aplicación, haciéndolos muy poco intrusivos para el usuario, unido a la popularidad de la misma entre los jóvenes estadounidenses son los puntos fuertes de la compañía, según XTB.

Snap cuenta con unos 300 millones de usuarios activos, muy cerca de los 319 millones con los que cuenta Twitter pero lejos todavía de Facebook, que lidera el ranking de usuarios activos con 1,860 millones.

Sin embargo, el gran éxito de la aplicación puede ser también uno de sus puntos flacos a medio plazo. "El segmento de la población joven suele modificar sus preferencias, amenazando con sustituir la aplicación por otra similar en un corto período de tiempo. Además, compañías rivales como Facebook o Whatsapp se encuentran ya en fase de lanzamiento de aplicaciones similares a Snapchat, hecho que ha tenido un reflejo en los números de Snap. Durante el último trimestre de 2016 donde el número de usuarios activos solo creció un 3% en comparación con el 16% de media que acumulaba hasta mediados de año", aseguran desde XTB.

Números rojos

Las cifras de 2016 también arrojan dudas, según los analistas. A nivel financiero, Snap cerró 2016 con pérdidas de 514.6 millones de dólares, frente a las pérdidas de 372.9 millones de dólares que obtuvo en 2015. Las ventas durante el año pasado ascendieron a 404.5 millones de dólares, multiplicando por seis las logradas en el ejercicio de 2015. No obstante, los analistas dudan de que éxito de Snap pueda mantener estos ingresos al alza durante mucho tiempo.

Con todo ello, en XTB piensan que Snap saltará al parqué sobrevalorada. "Pese al rápido crecimiento en la cifra de ventas no nos podemos olvidar que es una compañía que jamás ha cerrado un ejercicio con ganancias", aseguran en la firma.

Ratios muy exigentes

Por otro lado, Snap parte con un múltiplo de valoración sobre ventas cercano a 52 veces, mientras que sus rivales lo hicieron de media a múltiplos cercanos a 24 veces, este hecho la convierte en la tecnológica más "cara" en debutar en Wall Street.

estrategias@eleconomista.mx