Vista Oil & Gas, la primera petrolera en cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), estima alcanzar una capitalización de mercado de 5,000 millones de dólares y triplicar el precio de su acción en los próximos cinco años.

La compañía, que también se colocó como el primer SPAC (por su sigla en inglés) o Empresa de Adquisición con Propósito Especial en la BMV el 11 de agosto, actualmente tiene un valor de alrededor de 648 millones de dólares.

El presidente del consejo y director general de la empresa, Miguel Galuccio consideró que para lograr un exitoso lanzamiento del primer SPAC en Latinoamérica se requería de una Bolsa liquida y bursátil: la Bolsa Mexicana de Valores reunía esas características.

Para ser un SPAC con liquidez teníamos que buscar una Bolsa latinoamericana de magnitud y escala, con mucha bursatilidad. Las dos bolsas importantes en Latinoamérica son la de México junto a la de São Paulo, en Brasil , sostuvo el empresario argentino en conferencia con motivo de su listado en el mercado accionario mexicano.

Yo veo a la BMV en otro nivel que el resto de las bolsas latinoamericanas (aunque) no necesariamente este vehículo va a estar listado sólo en la BMV, pudieran tener otros listados en otros lugares para tener todavía mayor liquidez y agregar valor a los inversionistas , añadió.

En un lustro

Vista apuesta a que su acción podría alcanzar un precio de hasta 531 pesos en el siguiente lustro. Actualmente se negocia en 177 pesos papel, el precio de colocación fue de 10 dólares por título o el equivalente en pesos a 179.83, con lo que acumula una minusvalía de 1.6 por ciento. No obstante, se espera que tras su primera adquisición éstas repunten.

Galuccio sostuvo que Vista Oil & Gas nació con una hoja en blanco , desde el punto de vista de arquitectura organizacional, relaciones y alianzas. A través del SPAC captaron 11,688 millones de pesos, 650 millones de dólares.

El SPAC, aseguró, ha sido un instrumento innovador, abrió la posibilidad de combinar el mercado financiero con el de petróleo y gas, además de crear una compañía latinoamericana con una visión regional que buscará adquirir empresas en México, Colombia, Brasil y Argentina.

Estos vehículos cotizan en el mercado de valores y son compañías que no tienen activos, recaudan capital en una Oferta Pública Inicial y lo utilizan para comprar empresas o proyectos.

El SPAC es un instrumento complejo, explicó Miguel Galuccio, porque un inversionista apuesta por una inversión y por un equipo de administración y el equipo de Vista puso a la mesa esa credibilidad , que se reflejó al ser el segundo SPAC más grande en levantarse en el mundo en este año en México.

La ambición de Vista es ser compañía de gran escala en Latinoamérica.

Galuccio dijo que no serán agentes financieros, sino que pondrá su experiencia y serán operarán proyectos.

Su enfoque estará en adquirir petroleras en el negocio de yacimientos no convencionales y terrestres, para llegar a una producción de 100,000 barriles diarios de petróleo para el 2022.

Incluso, se encuentran en conversaciones con empresas que les interesa comprar, sin que hasta el momento estén por concretar alguna inversión.

Dos años de gracia

La empresa tiene hasta 24 meses para anunciar la adquisición de una compañía del negocio de petróleo y gas en México, Colombia, Brasil y Argentina.

Estamos hablando con un montón de compañías que tienen activos que nos interesan, en este momento no tenemos nada firme, no tenemos hoy nada que sea material que podamos anunciar; sin embargo, estamos extremadamente activos en el desarrollo de negocios desde el día uno después de haber levantado la inversión , adelantó el también exdirector general de la petrolera argentina YPF.

Continuó: No estamos en un negocio especulativo, cada vez que miramos un yacimiento hacemos un análisis económico en el cual pensamos que podemos generar valor con el precio del petróleo actual y con una cobertura que nos permita estar seguros de que somos capaces de generar valor .

Miguel Galuccio opinó que el sector energético en México es un sector de oportunidades, tras la reforma energética se han abierto un montón de puertas hacia compañías como Vista y hoy atraviesa por buen momento .

El próximo año será de elecciones presidenciales en el país, ante ello dijo que no temen ningún tipo de cambios políticos, las inversiones en el negocio energético son de largo plazo, basadas en las necesidades de cada país, que traspasan cualquier color o ideología partidista.

[email protected]