Organización Soriana tuvo un difícil 2018, pues entre complicaciones en su integración con las tiendas que compró a Comercial Mexicana, presiones por costos energéticos, y una mayor competencia por parte de Walmart en la región norte, la emisora vio caer sus títulos 30.42% en la Bolsa Mexicana de Valores.

Según analistas, para retomar el atractivo entre inversionistas deberá superar diversos obstáculos.

“En el último año, el principal efecto negativo que tuvo sobre el resultado fue la consolidación de su sistema de gestión de cadena de suministro, de tal suerte que tenías una mala gestión de inventarios, en contraste, con unas tiendas tenías desabasto de productos y en otras tiendas había exceso de productos”, explicó Valentín Mendoza, analista financiero de Banorte.

Los papeles de la empresa que dirige Ricardo Martin Bringas se venden a 27.51 pesos por acción, y tienen un precio objetivo promedio de 33.77 pesos, según datos de Reuters; y más de 50% de los analistas recomiendan Venta.

De octubre del año pasado a la fecha, el precio objetivo promedio de Organización Soriana ha disminuido, desde 40.79 pesos al inicio del periodo, a 39.21 en noviembre y 35.05 en diciembre, hasta llegar al nivel actual.

Este factor sumado a que Walmex ha intensificado su expansión en el norte del país, provocó que la empresa perdiera mercado y reportara menores ventas a mismas tiendas, lo que no pasó desapercibido para el mercado, pues de 12 especialistas, siete recomiendan vender los títulos; tres, Mantener y dos, Comprar, de acuerdo con información de Reuters.

En el acumulado de enero a septiembre del año pasado, la compañía tuvo una caída de 0.1% en sus ventas, según su más reciente informe trimestral. El consenso de analistas prevé que cierre el 2018 con un alza en ingresos de apenas 0.3 por ciento, conforme datos de la proveedora de inteligencia de mercados.

Mejoraría rentabilidad

La cadena de autoservicio estará buscando este año mejorar su rentabilidad, según explicó Verónica Uribe, de Monex: “Soriana, tiene una estrategia de mejorar su rentabilidad por lo cual está cerrando algunas tiendas que no son tan rentables mientras que está remodelando otras para que operen de una mejor manera”.

“Este 2019 va ser un año en el que la compañía equilibre o tenga que encontrar el punto de equilibrio entre las inversiones en precios para recuperar al consumidor y que no le afecte en su margen a nivel del EBITDA, que le permita tener mejores precios relativos frente a su competencia y recuperar tráfico hacia las tiendas”, dijo Mendoza.

[email protected]