Los futuros de los granos bajaron el jueves en el mercado de Chicago por ventas técnicas y toma de ganancias después de dos sesiones en alza.

Los precios de la soya también fueron presionados por el avance de una cosecha que, se proyecta, será récord en Brasil. La firma privada de análisis agrícola Informa Economics elevó su estimación de la cosecha brasileña de la oleaginosa 2016/17 a 108 millones de toneladas, una cifra que sería récord.

El contrato de soya para mayo bajó 14.5 centavos o 1.38%, a 10.3725 dólares por bushel.

Una presión adicional provino de un dólar más firme, que tiende a restar competitividad a los granos estadounidenses en el extranjero, y una debilidad generalizada en los mercados de materias primas. El índice Thomson Reuters/CoreCommodity CRB cayó casi 1.3 por ciento.