La empresa mexicana de alimentos Sigma colocó deuda por 600 millones de euros a siete años con un rendimiento de 2.684%, o un diferencial de 225 puntos básicos sobre la tasa mid-swap, reportó IFR, un servicio de información financiero.

La demanda por los bonos superó los 2,750 millones de euros. Las calificaciones de la filial del conglomerado Alfa son Baa3/BBB/BBB. BNP Paribas y JP Morgan son los gestores activos de la operación, y MUFG y Rabobank, pasivos.

erp