Los precios del petróleo subieron el viernes por las sanciones que Estados Unidos impuso a algunos individuos y entidades iraníes, días después de que la Casa Blanca reprochó a la república islámica por una prueba de misiles balísticos.

Los futuros del West Texas Intermediate (WTI), referencial en Estados Unidos, ganaron 29 centavos, un avance de 0.5%, a 53.83 dólares, ubicándolo por primera vez en el año con un rendimiento positivo de 0.2 por ciento.

Los futuros del Brent cerraron con un avance de 0.44%, cotizando en un precio de 56.81 dólares por barril, en el año queda de igual manera que como inicio el año.

Para la mezcla mexicana se presentó un repunte significativo, si comparamos con los referentes mundiales, ya que alcanzó un alza de 1.1%, cerrando en un precio de 46.10 dólares por barril; sin embargo, en el año mantiene un rendimiento aún negativo de 0.6 por ciento.

Un sólido dato de empleo en enero en Estados Unidos también dio respaldo al crudo, debido a que sugirió que la demanda de energía seguirá fortaleciéndose.

Creo que el consenso es que Irán dio respaldo al mercado, pero pienso que se debió más a que el sólido reporte de empleos llevará a una mayor demanda en el corto plazo , dijo Carl Larry, director de Frost & Sullivan.

Bajo las sanciones del Departamento del Tesoro, 13 individuos y 12 entidades iraníes no podrán acceder al sistema financiero de Estados Unidos ni operar con empresas locales.

También fueron sometidos a sanciones secundarias , lo que significa que firmas internacionales tienen prohibido trabajar con ellos o se arriesgan a ser incluidas en una lista negra.

Se trató de la primera medida importante contra Irán del gobierno del presidente Donald Trump, quien cumplió con sus promesas de la campaña del 2016 de que adoptaría una postura más dura ante Teherán.

valores@eleconomista.mx