Bank of America (BofA) reportó una pequeña ganancia, pese a que asumió cargos por 1,600 millones de dólares relacionados a acuerdos legales, debido a que el segundo mayor banco estadounidense reservó menos dinero para cubrir préstamos incobrables.

El banco publicó un gran aumento de ingresos por comercio de bonos, excluyendo ajustes contables, mientras que sus ingresos por hipotecas bancarias crecieron 25 por ciento.

Pese a esto ganó sólo 340 millones de dólares durante el trimestre, 95% menos que en el mismo periodo el año pasado, cuando vendió activos y registró beneficios contables.

BofA acordó el mes pasado que pagará 2,400 millones de dólares en un acuerdo relativo a acusaciones de que ocultó información crucial a los accionistas cuando compró el banco de inversión Merrill Lynch & Co. en el momento más álgido de la crisis. El banco niega esas acusaciones.

Para impulsar sus ganancias, el banco anunció el año pasado un programa amplio de reducción de costos que busca eliminar 8,000 millones de dólares anuales en gastos y 30,000 empleos.

Pero incluso con ese proyecto, llamado New BAC, los gastos no vinculados a intereses subieron cerca de 1% en el último trimestre a 17,540 millones de dólares.

Aun así, el presidente financiero Bruce Thompson dijo que el banco estaba bien por delante de su objetivo de fin de año de producir 20 % de los ahorros anuales de 5,000 millones de dólares pedidos para la primera fase del New BAC.

La entidad indicó que podría perder 6,000 millones de dólares por encima de sus actuales reservas para reclamos de Fannie Mae y Freddie Mac, así como de inversionistas privados.