Los índices accionarios en Estados Unidos lograron extender su rally durante la semana pasada tras sumar ocho jornadas de alzas moderadas que le permitieron alcanzar nuevos máximos desde el 2007, tendencia que podría prolongarse esta semana si el reporte laboral estadounidense y los resultados corporativos cumplen con las expectativas del mercado.

El índice S&P 500 cerró la semana por encima de los 1,500 puntos, en 1,502.96, niveles no vistos desde diciembre del 2007, acumulando un rendimiento semanal de 1.14 por ciento. Además, logró sumar ocho jornadas consecutivas a la alza en que ganó 2.2%, su mayor racha alcista desde noviembre del 2004.

Por su parte, el Dow Jones ganó 1.8%, también alcanzando máximos del 2007 y registrando hasta el momento su mejor desempeño para enero desde 1989 al acumular un alza mensual de 6 por ciento.

El índice con el peor desempeño fue tecnológico Nasdaq con un rendimiento semanal de 0.48% mermado por el retroceso de 12.5% de Apple.

El positivo desempeño de Wall Street ha estado determinado por los resultados de los reportes trimestrales en Estados Unidos y datos económicos alrededor del mundo mejores a lo previsto, consideró Banorte-Ixe.

El mayor apetito al riesgo ha favorecido a las bolsas que han acelerado su avance , y tras los nuevos máximos de cinco años en que cerraran la semana pasada se sigue reafirmando la tendencia de alza de largo plazo , comentó Georgina Muñiz, analista de Intercam.

El índice S&P se encuentra a menos de 600 puntos del último máximo histórico que alcanzó en octubre del 2007 sobre 1,576 puntos, el cual, técnicamente, es su siguiente techo de corto plazo, según Intercam.

De acuerdo con Walter Zimmermann, analista técnico de United-ICAP, éste podría ser el comienzo de un avance que podría llevar a las acciones cerca de 1,800 puntos dentro de los próximos años .

Si bien los especialistas no descartan un ajuste bajista en el corto plazo, esto dependerá del tono que tengan en adelante los reportes corporativos y la información económica.

Por el momento, la semana estará cargada de importantes indicadores económicos. Se espera el primer reporte mensual de empleo del 2013 en Estados Unidos y la primera lectura del PIB al cuarto trimestre del año.

Las utilidades de las 148 empresas del S&P que han reportado 11% han subido, resultado en casi tres cuartas partes mejor a lo esperado por el consenso.

No obstante, excluyendo a las firmas financieras, las utilidades han registrado una caída de 4 por ciento.

APPLE CAE, Y ES LA SEGUNDA MÁS VALIOSA DE WALL STREET

El gigante tecnológico, Apple, dejó de ser la firma más valiosa en el mercado accionario estadounidense, regresando el título a la petrolera Exxon Mobil.

Tras desplomarse sus acciones 12.5%, Apple perdió 57,282 millones de dólares en valor de mercado para finalizar la semana en 413,064 millones. Con ello, su valor quedó por debajo del de 418,228 millones de dólares de Exxon Mobil.

Tras un reporte que no cumplió con las expectativas del consenso, las acciones de Apple se desplomaron a 439.88 dólares, su menor nivel desde el 24 de enero del 2012.