El maíz, el trigo y la soya cayeron en la semana luego del aumento de las tasas estadounidenses de interés y el consiguiente aumento del dólar.

La vigorización del dólar pesó en los tres productos agrícolas , mencionó Bill Nelson de Doane Advisory Services.

El aumento de las tasas estadounidenses elevó desde el miércoles el valor del dólar que desde entonces ha oscilado en torno a sus mayores en 14 años.

Al encarecerse el dólar, tanto la producción como las exportaciones estadounidenses se tornan menos competitivas.Para los analistas, el clima en Estados Unidos para el trigo y en el hemisferio sur para la soya, así como la evolución del dólar deberían ser los principales factores de movimientos de los precios en las próximas semanas.

El maíz consiguió resistir un poco porque en lo inmediato el ritmo medio de las exportaciones mejoró por cuarta semana consecutiva , dijo Dewey Stricley de AG Markets Watch.

El trigo tuvo a favor una demanda sostenida de los mercados internacionales por granos de fuerte contenido de proteínas.

La preocupación por el clima está pesando en los plantíos de trigo de invierno que entraron en período vegetativo con la llegada de una ola de frío a Estados Unidos.

Empero esos cultivos están expuestos a riesgos porque la falta de nevadas puede destruirlos, aclaró Strickler. Normalmente la capa de nieve protege del frío a los granos germinados.

El precio de la soya está padeciendo las perspectivas de buen clima en América del Sur, y en especial en Argentina en donde se alejaron los riesgos de una sequía. El bushel del maíz (25 kilos) para entrega en marzo bajó a 3.5625 dólares contra 3.5950 del fin de la semana pasada (-0.90%).