El oro ha subido 16.57%, a 1,480.81 dólares por onza, desde su mínimo del año tocado el 2 de mayo en 1,270.29 dólares por onza, y aunque en las últimas semanas el apetito por el lingote ha disminuido, no se anticipa que la tendencia alcista concluya pronto.

“Yo creo que tiene la posibilidad de subir otra vez porque a pesar de que Estados Unidos y China pareciera que podrían llegar a un acuerdo comercial, no se ha firmado, por lo que todavía podría haber incertidumbre por este aspecto, y también el crecimiento económico global podría desacelerarse”, opinó Ana Azuara, analista de Commodities de Banco Base.

Mencionó que el FMI recortó su expectativa de crecimiento mundial a 3%, el menor pronóstico desde la crisis económica global del 2008. Esto fortalece la expectativa de que la cotización del metal retome su racha expansiva.

Los recortes a la tasa de referencia que ha hecho la Reserva Federal de Estados Unidos también serían un catalizador para el metal dorado.

“Cuando bajan las tasas de interés en EU, el dólar se debilita y ya que la mayoría de commodities está en esta moneda, se hacen más accesibles para los inversionistas, e incrementa la demanda por estos activos como el oro”, mencionó.

Al mismo tiempo, con tasas más bajas, los bonos pierden atractivo al tener menos rendimiento, lo que incrementa la demanda de oro entre inversionistas, explicó Azuara.

Reservas de ETFs, en máximos

Las reservas de oro para fondos cotizados en Bolsa (ETFs) llegaron a su máximo histórico en septiembre, a 3,900 millones de dólares a nivel global, incrementando sus posiciones en 75.2 toneladas para un máximo de 2,808 toneladas, los mayores niveles registrados, según un reporte del Consejo Mundial del Oro.

Los ETF son instrumentos indizados al movimiento de algún activo, en este caso, oro, por lo que la compra de uno de estos permite al inversionista tener exposición a dicho commodity sin tener que comprar el lingote directamente.

La demanda por ETFs relacionados al oro estuvo fuerte en septiembre, pese a que el rally alcista en la cotización del metal se pausó ante un fortalecimiento del dólar, llevando al precio del lingote a caer 3% tras haber aumentado hasta 20% en los meses previos.

[email protected]