Los precios del petróleo subieron más de 2% por expectativas de más recortes de suministros de la OPEP, lo que se sumó a la estabilización del yuan tras una semana agitada por el enfrentamiento comercial entre Estados Unidos y China.

Los futuros del Brent subieron 1.15 dólares, o 2.05%, a 57.38 dólares el barril, mientras que los del crudo estadounidense WTI ganaron 1.45 dólares, o 2.84%, a 52.54 dólares por barril, tras tocar un pico diario de 52.98 dólares.

Los precios se recuperaron después de caer el miércoles casi 5%, a su nivel más bajo desde enero, tras conocerse datos que mostraron un crecimiento inesperado de las reservas de crudo en Estados Unidos.

Por su parte, la mezcla mexicana de exportación ganó 1.44%, o 68 centavos, a 48.04 dólares el barril.

“El repunte de los precios de los energéticos parece una corrección normal de una condición técnica de sobreventa a corto plazo”, dijo Jim Ritterbusch, de Ritterbusch and Associates en una nota.

El yuan se fortaleció contra el dólar y las exportaciones del gigante asiático volvieron a crecer inesperadamente en julio, en medio de un incremento de la demanda pese a las presiones comerciales de Estados Unidos.

“El Brent y el WTI están rebotando por una combinación de un rango de cotización del yuan mejor a lo esperado, lo que alivia el temor a que se produzca una guerra cambiaria”, expresó Harry Tchilinguirian, de BNP Paribas en Londres.

Los reportes de que Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, pidió a otros productores discutir la caída de los precios del barril también podrían estar apuntalando al mercado, destacó Tchilinguirian.

Mantendrá nivel

Un funcionario saudí manifestó el jueves que el reino mantendría en agosto sus exportaciones de petróleo por debajo de 7 millones de barriles por día (bpd) y que la producción no superaría los 10 millones de bpd este mes.