El peso inicia la semana con una fuerte depreciación cercana al 2.0%, derivada básicamente del fortalecimiento del dólar estadounidense dentro mercado de divisas internacional, además del incremento en la incertidumbre relacionada con las elecciones presidenciales de México.

El tipo de cambio peso-dólar bajo ese contexto alcanza un precio de 18.880 pesos por dólar en operaciones al mayoreo, con respecto a las últimas negociaciones del cierre anterior de 18.5495 pesos, resulta una depreciación de 1.78%, equivalente a una pérdida de valor de 33.05 centavos.

Es importante destacar que la moneda mexicana en los últimos cuatro días de negociaciones registra una depreciación acumulada de 4.92%, lo que implica un saldo negativo de 88.60 centavos, aunque, en lo que va de este año reporta una apreciación de 3.97 por ciento.

La divisa mexicana no es la única afectada, sino existe otras tanto de países emergentes como desarrollados. Las monedas más depreciadas se encuentran entre las naciones subdesarrolladas, como son los casos de del rand sudafricano con una caída de 1.76% y el peso colombiano con un retroceso de 1.49 por ciento.

Dentro de las monedas fuertes que registran importes pérdidas de valor, se encuentran el yen japonés con una depreciación de 0.88%, seguida por el dólar canadiense con un retroceso de 0.64% y el euro que presenta un ajuste a la baja de 0.55 por ciento.

erp