El peso mexicano resulta ser una de las monedas menos apreciadas de los países emergentes frente a la divisa estadounidense en el último año, pues en el periodo del 30 de diciembre del 2015 al 07 de febrero del 2017, registró una depreciación acumulada de 12.48%, superado únicamente por la lira turca que mostró una pérdida de valor de 13.05 por ciento.

Los analistas explicaron que el tipo de cambio no se ha recuperado en su totalidad, debido a las bajas tasas de interés que ofrece el mercado mexicano, que se ubica en 5.75%, con respecto a otros países como Brasil que paga tasas superiores a 10 por ciento.

El director de Estrategia de Mercado de Finamex Casa de Bolsa, Guillermo Aboumrad espera que el Banco de México (Banxico) suba su tasa en 50 puntos base en su reunión de política monetaria de mañana, para llevarla a niveles de 6.25 por ciento. El especialista explicó que el Banxico buscará evitar que el reciente incremento a los precios de las gasolinas, no tenga efectos de segundo orden, es decir que otros precios de la economía sean contaminados.

Sin efecto

También dijo que los incrementos de las tasas de referencia a lo largo del 2016, no han logrado revertir la depreciación de la moneda nacional (relativa a otras divisas emergentes), que se suma al amento de los energéticos presionando los costos de las empresas.

A pesar de las alzas de las tasas de Banxico a lo largo del 2016, el peso mexicano se encuentra casi empatado con la lira turca en relación a los retornos ofrecidos , señaló Guillermo Aboumrad en un documento.

La moneda local lleva implícita un rendimiento total negativo de 12.48% en los últimos 13 meses, mientras la divisa de Turquía reporta un retorno total 13.05% en el mismo lapso.

El analista de Mercado de Cambios de MetAnálisis, Mario Copca añadió que existe una alta probabilidad de que la Junta de Gobierno del Banxico incremente su tasa de interés en 25 puntos base para la reunión del 9 de febrero.

Sin embargo, anticipó que no necesariamente, el banco central tendrá que incrementar su tasa de referencia para que el peso se recupere, sino que más bien lo hará para contrarrestar las presiones inflacionarias que se están originando por el aumento de los energéticos. Anticipó que el tipo de cambio debe buscar su nivel de equilibrio de acuerdo a la oferta y la demanda y no mediante la utilización de la política monetaria, como lo está haciendo el Banxico.

[email protected]