El peso mexicano escaló el día de ayer a máximos de más de cuatro meses, desafiando los pronósticos más optimistas, un día después de que la Reserva Federal de Estados Unidos sorprendiera a los mercados prolongando su postura de extrema laxitud monetaria, aunque tras la divulgación de datos económicos mixtos del país, como un alza en las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo y un aumento en los pedidos de bienes duraderos, moderó el vigor de nuestra moneda.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, sostuvo a media semana que la entidad podría considerar mayor alivio monetario para impulsar a la economía, tras anunciar que las tasas de interés permanecerían cerca de cero hasta fines del 2014.

El anuncio fue un inesperado espaldarazo al rally que los activos riesgosos vienen experimentando desde comienzos de año.

La Fed también tomó la histórica medida de adoptar una meta de inflación explícita y muchos actores del mercado pensaron que las posibilidades de una nueva ronda de alivio cuantitativo eran altas.

El número de estadounidenses que pidió subsidio de desempleo por primera vez subió la semana pasada, según un informe gubernamental divulgado el jueves, pero la tendencia subyacente seguía apuntando a una mejora de las condiciones del mercado laboral.

Las solicitudes iniciales de seguro de desempleo se incrementaron en 21,000 a una tasa ajustada estacionalmente de 377,000, dijo el Departamento de Trabajo. La cifra de la semana anterior fue revisada al alza a 356,000 desde 352,000.

También se publicaron datos favorables para la economía estadounidense, los nuevos pedidos de bienes manufacturados para larga duración subieron más de lo esperado en diciembre por una fuerte demanda de aviones, mientras que un repunte en una medición de los planes de gasto empresarial sugirió que la inversión cerró el año con un alza.

Las órdenes de bienes duraderos treparon 3.0% tras una revisión al alza a 4.3% en noviembre, dijo el jueves el Departamento de Comercio.

Economistas habían previsto un alza de 2% desde el dato preliminar de noviembre de un incremento de 3.7 por ciento.

El índice clave sobre la actividad de la economía de Estados Unidos aumentó en diciembre, en línea con otros datos que apuntan a que el crecimiento se fortaleció en los últimos meses del año pasado, según un informe oficial divulgado el jueves.

El Banco de la Reserva Federal de Chicago dijo que su Índice de Actividad Económica Nacional se ubicó en 0,17 en diciembre, frente a una cifra revisada a -0,46 en noviembre.

El peso mexicano moderó su avance tras haber escalado a máximos de más de cuatro meses.

La moneda cotizaba en 12.99 pesos por dólar, con una ganancia de 0.27%, frente a los 13.0255 pesos del precio de referencia de Reuters del miércoles.

Horas antes, el peso se había fortalecido hasta 1.46%, a 12.8386 por dólar, su mejor nivel desde el 15 de septiembre, en un desafío a las estimaciones de los expertos.

Para Barclays, la paridad de 12.90 por dólar para el peso mexicano era válida pero en un plazo mayor, de entre seis y 12 meses, basada en el progreso gradual de las medidas tomadas por la zona euro para enfrentar su crisis de deuda.

El nuevo escenario propiciado por la Fed se sumaría a ventajas diferenciales, como la postura conservadora del Banco Central de México respecto de intervenir en el mercado de cambios.

*El autor de la nota es director de promoción de CIBanco, S.A.