El peso argentino cayó a 18.8% a mínimo de 42 unidades por dólar a las 13:47 horas de Buenos Aires, por la demanda de divisas ante desconfianza en la política financiera del gobierno de Mauricio Macri.

La caída se da a pesar de que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció que se acelerará una reducción del déficit fiscal para traer tranquilidad a un mercado que desde mayo ha estado bajo presión.

Más temprano el Banco Central de Argentina elevó a 60% la tasa de política monetaria, desde el 45% previo, además incrementó en 5% los encajes bancarios, integrables con pesos, letras Leliq o Nobac.

La entidad monetaria explicó, que tomó las medidas "en respuesta a la coyuntura cambiaria actual y ante el riesgo de que implique un mayor impacto sobre la inflación doméstica".

El peso chileno anotó el jueves una fuerte baja y cerró la sesión de este jueves en su mínimo nivel en casi dos años frente al dólar, en línea con el desplome de otras monedas regionales como el peso mexicano, el real brasileño y principalmente el desplome del peso argentino.

Al término de la sesión, la divisa chilena bajó un 1.74% hasta las 677.80 unidades por dólar comprador y 678.10 unidades vendedor. Durante el 2018, acumula una caída del 9.32% frente al dólar, que se compara con una apreciación del 9.13% que registró al cierre del año pasado.

El peso argentino lideró la caída de las monedas de la región, alcanzando un mínimo histórico y con una pérdida de la mitad de su valor en el año.

(Con información de Reuters)

erp