El oro se mantuvo sobre los 1,900 dólares por onza tras una sesión volátil el viernes, con precios limitados por la fortaleza del dólar, pero en su mejor semana de las últimas ocho luego de que el resultado positivo del presidente de Estados Unidos al coronavirus debilitó la confianza de los inversionistas.

El oro al contado bajó 0.2% a 1,901.22 dólares la onza. Los precios acumularon un alza semanal de 2.3%, la mayor desde comienzos de agosto.

Los futuros del oro en Estados Unidos, en tanto, bajaron 0.5% a 1,906.8 dólares.

Bob Haberkorn, estratega principal de mercado de RJO Futures, dijo que “los operadores parecen estar cautelosos porque les preocupa que los mercados bursátiles puedan desplomarse”.

Entre otros metales, la plata cayó 0.1% a 23.86 dólares la onza, el platino retrocedió 1.9% a 878.78 dólares y el paladio subió 0.2% a 2,320.26 dólares.