Los precios del oro subieron más de 1% el lunes, a la par de una caída del dólar y después de que China incrementó los aranceles a una serie de productos estadounidenses, escalando las tensiones globales sobre comercio.

China impuso aranceles adicionales de hasta 25% a 128 productos estadounidenses, incluyendo carne de cerdo congelada, vino y ciertas frutas y nueces, en respuesta a los que Estados Unidos aplicó a las importaciones de aluminio y acero.

Con los principales mercados financieros de Europa cerrados por Semana Santa el lunes, el oro al contado subía en las últimas operaciones 1.4%, a 1,342.46 dólares por onza. El viernes se señaló su tercer trimestre consecutivo de ganancias.

Los futuros del oro para junio en Estados Unidos cerraron con alza de 19.60 dólares, o 1.5%, a 1.346,90 dólares la onza. “El aumento de la tensión geopolítica destacada por China y sus represalias y dónde podría terminar esto están respaldando al oro en esta sesión”, dijo Jeff Klearman, gerente de cartera de GraniteShares.

El oro suele ser usado como activo de refugio en tiempos de incertidumbre financiera o política. Un dólar más débil impulsa los precios del oro.

El Índice Dólar cayó en la sesión, justamente, por la escalada en las disputas comerciales en China y Estados Unidos.

En cuanto a otros metales preciosos, la plata escaló 2.1%, a 16,66 dólares la onza, mientras que el platino avanzó 0.6%, a 933.60 dólares, tras caer en la sesión previa a su nivel más bajo desde el 29 de diciembre.

El paladio cayó 1.8%, a 934,10 dólares la onza, luego de bajar hasta su piso desde el 10 de octubre a 928 dólares.