La plata subió hasta 8% este lunes a cerca de su máximo histórico de 1980, lo que luego desató una ola de ventas técnicas en medio de un volumen récord en Estados Unidos.

Los precios del oro también recortaron sus ganancias tras tocar un máximo histórico por séptima jornada consecutiva.

Los volátiles precios de la plata en un mercado con escasas operaciones confirman la naturaleza dinámica de la materia prima de mejor desempeño del 2011.

El metal ha ganado casi 150% desde que la Reserva Federal de Estados Unidos anunció nuevas medidas de alivio monetario en agosto del año pasado.

"La plata ha pasado a ser de una cobertura contra la inflación a una herramienta de especulación", dijo Hakan Kaya, gerente de materias primas de Neuberger Berman.

La plata al contado subía 1.7%, a 47.48 dólares la onza, muy por debajo de un máximo de jornada de 49.31 dólares.

Los futuros de la plata para mayo en Estados Unidos llegaron a subir más de 8%, a un máximo intradiario de 49.82 dólares la onza, lo que los dejó a sólo 50 centavos de su techo histórico de 50.35 dólares del 18 de enero de 1980.

El contrato mayo cerró en 47.149 dólares la onza, un alza de 1.09 dólares.

El oro al contado tocó un récord de 1,518.10 dólares la onza más temprano en la jornada. El metal dorado luego recortó su avance junto con la plata a 1,509.51 dólares la onza.

Los futuros de oro para junio en Estados Unidos terminaron con un alza de 5.30 dólares, a 1,509.10 dólares la onza.