La Bolsa de Valores de Tokio cerró este viernes sus operaciones al alza, debido a la debilidad del yen frente al dólar que impulsó la compra de productos orientados a la exportación.

El mercado fue relativamente firme a lo largo del día, apoyado por la subida del dólar hasta el rango de los 111 yenes, lo que mejoró el sentimiento con respecto al rubro de las exportaciones, incluidos los fabricantes de automóviles y productos electrónicos.

El mercado de divisas fue en parte impulsado por el optimismo sobre las perspectivas económicas de los Estados Unidos.

El desempleo en Estados Unidos se redujo a 4.5% durante marzo pasado, su mínimo en casi 10 años, a pesar de que en ese mes se crearon apenas 98 mil nuevos trabajos, según el Departamento del Trabajo.

Los empleos generados sumaron en marzo su menor cantidad en 10 meses y es la menor alza desde mayo pasado, debido a que el sector minorista redujo la contratación por segundo mes consecutivo.

El Nikkei de 225 acciones, principal indicador de la Bolsa de Valores de Tokio, cerró sus operaciones con una ganancia de 133.25 puntos (0.71%), para ubicarse en 18,797.88 unidades.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) ganó 9.88 puntos y se ubicó en 1,499.65 unidades, mientras la Segunda Sección perdió 115.03 puntos y se colocó en 5,648.51 unidades, informó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Los principales indicadores chinos cerraron este lunes a la baja, en donde el Shanghai Composite Index perdió 17.22 puntos, 0.52%, para cerrar en 3,269.39 unidades, mientras el Shenzhen Component Index restó 66.20 puntos, 0.62%, para ubicarse en 10,603.28 enteros, informó la agencia Xinhua.

erp