El arranque de noviembre incluye una nueva lluvia de dividendos para los inversionistas de la Bolsa española.

Tan sólo estos días tres empresas del Ibex 35 coinciden a la hora de entregar su retribución a los accionistas: Inditex, CaixaBank y Abertis.

Sólo Inditex repartió más de 1,000 millones de euros entre sus accionistas.

El mayor beneficiado será Amancio Ortega. El fundador y máximo accionista del grupo cobró 628 millones de euros correspondientes al segundo pago de la retribución al accionista.

La empresa textil hará entregó un dividendo ordinario de 0.16 euros por acción y de otro extraordinario, por 0.18 euros.

Los accionistas, por tanto, cobraron 0.34 euros por cada uno de sus títulos.

Los primeros días del onceavo mes del año es la fecha elegida también por CaixaBank para efectuar el pago a sus accionistas.

El jueves desembolsó un dividendo de 0.07 euros por acción, con cargo a los resultados del ejercicio 2017.

CaixaBank, a su vez, se beneficiará de la retribución que entregó también una de las empresas en las que participa.

Abertis, en plena guerra de opas entre ACS y Atlantia, pagó 0.40 euros por acción con cargo a los resultados del 2017.

Este importe es 11.1% superior a los 0.360 euros abonados en noviembre del pasado año.

El grupo de concesiones tradicionalmente completa su retribución a los accionistas con un dividendo complementario en abril y con un reparto de acciones.

Hoy le toca el turno al banco de Ana Botín, Santander. Dentro de su programa Santander Dividendo Elección, el banco abonará a sus accionistas un segundo dividendo a cuenta que podrá ser percibido mañana en efectivo o bien en acciones de la entidad, que se entregarían el día 15 de noviembre.