La libra esterlina cayó 1.03% frente al dólar, cotizándose en 1.20 dólares por primera vez desde el 7 octubre cuando alcanzó niveles de 1.14 dólares por libra.

Ayer, la moneda del Reino Unido alcanzó un mínimo de 1.1979 dólares por libra y un máximo de 1.2085 dólares por libra para quedar finalmente en 1.2051 dólares por libra, ubicando la valoración del lunes en niveles mínimos desde 1985.

Seguirá volátil

Incluso con las buenas cifras de la economía, la libra esterlina se ha vuelto una moneda política y la perspectiva de volatilidad es muy elevada , explicó Chris Weston, experto de la agencia IG, estimando que una ruptura clara con el mercado único es cada vez más probable .

A lo anterior se agrega el temor a una salida dura del Reino Unido de la Unión Europea, además, la incertidumbre de cómo se desarrolle del primer mensaje del año sobre el Brexit de la ministra, Theresa May.

Se han divulgado pocos detalles en los medios sobre el discurso que dará May ante diplomáticos extranjeros y funcionarios en la Lancaster House de Londres, mansión que ha alojado a cumbres durante décadas.

Sin embargo, la oficina de la primera ministra ha indicado que buscará una Gran Bretaña global que sea abierta al mundo y al mismo tiempo construyendo una relación con sus amigos y vecinos europeos .

Fuerte caída

La libra ha sufrido una pérdida de 19% contra el dólar desde el referendo del 23 junio ante la salida de la Unión Europea que incluye perder acceso a la zona de libre comercio.

El diario británico conservador The Times publicó que una fuente del gobierno le informó que el anuncio de May propiciará otra corrección del mercado , lo cual provocó nerviosismo en el mercado cambiario.

Durante la apertura de mercados en Asia la libra cayó a su nivel más bajo desde el llamado flash crash de octubre pasado, cuando la libra se ubicó en 1.841 dólares.

El gobierno ha mantenido en secreto su plan para el Brexit, lo que ha provocado incertidumbre financiera y un vacío de información en los medios que especulan sobre la estrategia para abandonar el organismo europeo. (Con información de Rafael Mejía y Agencias)

valores@eleconomista.com.mx