La desarrolladora mexicana de vivienda Vinte diversificó sus fuentes de financiamiento hacia el mercado asiático.

Obtuvo del Banco Industrial y Comercial de China (ICBC, por su sigla en inglés) un crédito por 100 millones de pesos.

Lo más importante es que el banco chino llegó al país con tanta fuerza que en seis meses le prestó al sector vivienda. Eso nos abre más fuentes de posibilidades y quiere decir que confían en México, que no solamente tenemos que ir a pedir prestado a Estados Unidos , aseguró el director general de la compañía, Sergio Leal Aguirre.

El ICBC es el banco más grande del mundo, con una capitalización de mercado de 245,205 millones de dólares estadounidenses. El 6 de junio pasado se convirtió en la primera institución bancaria con capital chino en operar en México.

Su principal enfoque está hacia los sectores energético, infraestructura, comercial, así como telecomunicaciones y la industria manufacturera. Con esta nueva operación y a casi un año de haber iniciado negocios en el país, se ha abierto al sector de la vivienda mexicano.

Leal Aguirre explicó que tras un encuentro en México y después de dos meses de pláticas con representantes del ICBC lograron cerrar la línea de crédito por 100 millones de pesos que invertirán en la instalación de infraestructura de sus proyectos residenciales, así como para sustitución de pasivos.

Son fraccionamientos donde le meteremos inversiones para capital de trabajo y vamos a invertir en todo lo que es la vivienda de clase media para poder atacar el mercado que se va a generar con el crédito del Infonavit (el cual amplió casi 70% el monto de las hipotecas para sus derechohabientes) , puntualizó el directivo.

Dichos proyectos se ubican en el Estado de México, Hidalgo, Querétaro, Cancún y Playa del Carmen.

Al preguntarle acerca del atractivo de Vinte para el ICBC, Sergio Leal mencionó el modelo de negocio diversificado, pues la compañía desarrolla vivienda desde 300,000 pesos hasta 5 millones de pesos, pero se enfoca mayormente al segmento medio, además de sus resultados y el potencial futuro.

Deuda

Hasta marzo pasado, la deuda de Vinte ascendió a alrededor de 1,100 millones de pesos, en su totalidad contratada en moneda nacional y aproximadamente 29% a tasa fija, mientras que 90% proviene de préstamos del exterior y 10% de instituciones financieras locales.

El préstamo del ICBC tiene vencimiento a dos años y se contrató a una tasa de interés competitiva.

Andamos buscando diversificación, para nosotros es muy importante abrir el mercado de Asia, ya tenemos créditos con el Banco Mundial, con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con el banco alemán KfW y ahora vamos a trabajar con el banco chino, el banco más grande del mundo , puntualizó Sergio Leal.

El director general de la compañía destacó la relevancia de que un banco asiático confíe en México, lo que abre oportunidades para que el sector de la vivienda del país tenga acceso a más fuentes de financiamiento. Estamos muy emocionados de que ahora Asia confió en Vinte , finalizó.

judith.santiago@eleconomista.mx