El viernes 10 de marzo, el Departamento del Trabajo de Estados Unidos reportó que se generaron 235,000 plazas en febrero y que la tasa de desempleo se mantuvo por tercer mes consecutivo en 4.7 por ciento.

Este reporte confirma que la economía de EU ya se encuentra prácticamente en pleno empleo y, con la inflación casi en el objetivo de 2% es muy probable que la Fed realice un alza de 25 puntos base a su tasa de referencia para llevar el rango a 0.75%–1 por ciento.

De hecho, los futuros de la tasa de la Fed colocaron la probabilidad de un alza en 100% al cierre del viernes.

En este contexto, los índices de EU (Dow Jones y S&P) tuvieron pérdidas marginales durante la semana. De la misma forma, el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores finalizó en 47,102 puntos, lo que implica un retroceso semanal de 0.58%, y reduce su rendimiento efectivo a 3.47% en lo que va del 2017.

En contraste con la postura de la Fed, el Banco Central Europeo (BCE), anunció que mantendrá su política monetaria expansiva.

De acuerdo con el comunicado de la reunión del 8 de marzo, la Junta de Gobierno decidió mantener sus tres tasas de referencia sin cambios y podrían continuar hasta después del final del año.

En cuanto a sus medidas no ordinarias, anunciaron que mantendrán su compra de activos en 80,000 millones de euros mensuales hasta finales en marzo y luego reducirán el nivel a 60,000 millones de euros mensuales hasta el cierre del año.

Aunque Mario Draghi, presidente del BCE, reconoció que se han dado mejoras en el panorama económico de la región, la Junta de Gobierno del BCE estará dispuesta a extender sus medidas, tanto en magnitud como en duración, hasta que haya una tendencia sostenida en la inflación hacia el objetivo de 2 por ciento.

En México, con el objetivo de contrarrestar los efectos negativos de la incertidumbre de las políticas de la nueva administración de EU sobre la inversión, se toman medidas para impulsar la inversión local.

El jueves 9 de marzo, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, presentó una estrategia de impulso a los proyectos de asociación público privada. Esta iniciativa involucra 12 proyectos con una inversión conjunta de 22,000 millones de pesos para la construcción de cinco carreteras y siete hospitales, y generará 18,500 empleos en el país.

En cuanto a la Inversión Extranjera Directa, cabe destacar que los efectos de la cancelación de algunos proyectos por ejemplo, en el sector automotriz bien pueden verse compensados por una nueva ola de inversión extranjera vinculada a la reforma energética.

La empresa Británica British Petroleum (BP) inauguró su primera estación de gasolina en México, y anunció que planean abrir 200 durante el 2017 y un total de 1,500 hasta el 2021. Oficiales de BP declararon que este plan generará cientos de millones de dólares en inversiones en estaciones y en infraestructura.

La inminente reanudación de la normalización de la política monetaria de la Fed impulso la tasa de rendimiento de los bonos soberanos de EU. La tasa del bono del Tesoro de EU a 10 años, tuvo un incremento semanal de 10 puntos base para ubicarse en 2.58 por ciento.

De la misma forma, el Bono M del Gobierno Mexicano a 10 años tuvo un incremento semanal de cinco puntos base para ubicarse en 7.38 por ciento.

El tipo de cambio spot finalizó la semana en 19.61 pesos por dólar, lo que implica una depreciación semanal de 0.50% y reduce el avance efectivo frente al dólar a 5.70% en lo que va del año. En caso de concretarse el alza de la Fed, el Banco de México podría subir su tasa en la misma proporción con el fin de mantener constante el diferencial en las tasas de corto plazo.

*Debt Senior Analyst & Portfolio Manager

Pichardo Asset Mangment.

Asesores Independientes de Portafolios de Inversión.