La compañía de infraestructura energética IEnova reportó que al tercer trimestre del año tuvo una ligera baja de 2% en sus ventas a 349.2 millones de dólares, en comparación con los 355.1 millones de dólares que reportó en el mismo periodo del año pasado.

IEnova reportó que su EBITDA ajustado fue de 275.1 millones de dólares, un alza de 19% a tasa anual; esta difiere del EBITDA en que no descuenta el producto financiero.

En tanto, la emisora del sector de infraestructura dio a conocer que la utilidad neta para el tercer trimestre de este año tuvo una fuerte crecimiento de  33% a 146.9 millones de dólares desde los 110.8 millones de dólares reportados entre julio y septiembre del 2019, según el comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Apertura le ayudó

“El incremento de 36.1 millones de dólares, en la utilidad se debió principalmente al inicio de operaciones del gasoducto Sur de Texas – Tuxpan, mayores resultados en la planta de energía Termoeléctrica de Mexicali y a los efectos del tipo de cambio, que no significan flujo de efectivo”, señaló la compañía.

IEnova aclaró que ha reorganizado los segmentes reportables, con efecto desde el primer trimestre del año, aunque indicó que esto no afecta sus políticas contables ni la preparación de sus estados financieros.

Los ingresos fueron afectados por diferimiento de ingresos, una baja en el precio del gas natural y menos desempeño en algunos de sus parques eólicos, explicó la emisora cuya directora general desde septiembre del 2018 es Tania Ortiz Mena.

La compañía que cotiza en el mercado local, se enfoca al desarrollo, construcción y operación de infraestructura energética, y cuyas líneas de negocio incluyen transporte y almacenamiento de gas natural, gas natural licuado y gas licuado de petróleo, transporte de etano, distribución de gas natural y generación de energía.

La empresa de infraestructura divulgó su información financiera al periodo comprendido entre julio y septiembre tras el cierre del mercado.

claudia.tejeda@eleconomista.mx