En tres meses y medio, la acciones de Inditex están ya a un paso de borrar todas las pérdidas acumuladas en el 2018.

Las acciones del gigante textil cayeron 23% en el 2018. Gracias al incremento las subidas en lo que va de año superan el umbral de 20 por ciento.

La mayor empresa de la Bolsa española se afianza así entre los 10 mejores valores del Ibex en el 2019. En la sesión del martes lideró por momentos las subidas del Ibex, con avances de hasta 2%, y superó con creces los 27 euros. La última vez que logró cerrar una sesión por encima de este nivel fue hace cuatro meses, el 5 de diciembre.

Los últimos síntomas de una mayor resistencia a la desaceleración de la economía china y la prórroga en el Brexit han relajado los mercados, como quedó patente con la caída a mínimos de más de un año en los índices de volatilidad en Europa.

En medio de esta mayor tregua de los mercados, la sesión aportó un estímulo destacado para las compras de acciones en empresas textiles como Inditex.

El negocio online juega un papel clave en la estrategia de Inditex para paliar la desaceleración en su ritmo de crecimiento.

Las cuentas publicadas hace un mes y correspondientes al cierre de su ejercicio fiscal 2018 enfriaron a 3% el aumento de sus ventas netas, y a 2% el crecimiento en su beneficio neto.

Entre los analistas más entusiastas con el potencial del negocio online de Inditex destacan los de Citigroup.

El banco estadounidense mantuvo durante años al gigante textil español en su lista de valores europeos favoritos, y en un informe de septiembre, en medio del debate sobre la desaceleración del crecimiento de Inditex, reafirmó su apuesta por el grupo español como “la mejor opción” en un sector que tiene que hacer frente a numerosas amenazas.

En el caso de Inditex, Citi destacó que el negocio online, más que una amenaza, supone una oportunidad.

La expectación que genera la apuesta por el negocio online de Inditex quedó patente en noviembre. La incorporación de golpe nada menos que de 106 nuevos países en sus canales para la venta online elevó a 202 el número de países en los que ya podía vender sus productos a través de Internet.