Los futuros del café robusta se hundieron el miércoles más de 3%, después de que una ola de coberturas de productores frenó el reciente avance del mercado, en tanto, los precios del cacao cayeron por ventas técnicas y se encaminaban a una corrección.

El café robusta para julio cerró con un desplome de 47 dólares, o 2.6%, a 1,747 dólares por tonelada, luego de tocar un mínimo de sesión de 1,740 dólares. El arábiga para julio bajó 0.85 centavos, o 0.7%, a 1.1875 dólares la libra, después de marcar un mínimo de dos semanas a 1.1985 dólares.

Operadores dijeron que el reciente avance del mercado sobre 1,800 dólares atrajo el martes grandes coberturas de productores con café más viejo, lo que hizo caer a los precios.

Fuentes de la industria dijeron que los inventarios de robusta registraron una fuerte baja, en parte impulsado por el interés en la oferta de café certificado, parte del cual se ofrece con un enorme descuento frente al grano en el mercado al contado.

Bajo las normas de la bolsa, los inventarios de café sufren descuentos después de 13 meses. La cantidad se calcula por mes calendario, lo que significa que, una vez que el café tiene varios años, las rebajas pueden ser muy grandes.

“Había mucho café viejo que se vendió”, dijo un operador europeo.

Operadores también apuntaron a la debilidad del real brasileño, debido a que alienta a los productores a vender materias primas que cotizan en dólares, aunque típicamente afecta al mercado del arábiga de Brasil.

Por su parte, el contrato de cacao para julio en Nueva York perdió 3 dólares, o 0.1%, a 2,770 dólares por tonelada, presionado por ventas de especuladores en una sesión de bajo volumen. Durante la jornada, los precios cayeron de un nivel de soporte técnico y alcanzaron 2,686 dólares, su menor valor desde el 16 de abril.

El cacao para julio en Londres retrocedió 10 libras esterlinas, o 0.5%, a 1,924 libras por tonelada.

Finalmente, el azúcar sin refinar para julio cayó 0.27 centavos, o 2.3%, a 11.29 centavos la libra. El edulcorante blanco para agosto descendió 3.70 dólares, o 1.1%, a 323.90 dólares por tonelada.