General Motors, afectado como otros fabricantes de vehículos por la pandemia de Covid-19, anunció el lunes que suspenderá los pagos de dividendos y su programa de recompra de acciones con los que beneficia a sus accionistas.

"Continuamos mejorando nuestra liquidez para ayudar [a la empresa] a navegar las incertidumbres creadas en el mercado global por esta pandemia", explicó la jefa financiera de GM Dhivya Suryadevara.

El grupo estadounidense también afirmó en un comunicado que tomó "otras medidas de austeridad significativas".

La firma extendió además una línea de crédito de 3,600 millones de dólares a tres años hasta abril de 2022.

Los dividendos pagados a accionistas y los programas de recompra de acciones que sostienen o suben el precio de los papeles en bolsa benefician a los propietarios de títulos de la empresa.

Las ventas de vehículos nuevos de GM cayeron 7% en el primer trimestre por las medidas de confinamiento impuestas en Estados Unidos para tratar de contener el contagio del coronavirus.

A mediados de marzo el grupo suspendió la producción en sus fábricas.

Hacia las 14H40 GMT las acciones de GM caían 1.50% en la Bolsa de Nueva York. Desde inicios de año perdió 42 por ciento.