General Motors (GM) registró un alza en sus ganancias trimestrales entre enero y marzo y confirmó sus previsiones anuales, a pesar de la escasez de semiconductores que afecta al sector automotor.

En el primer trimestre el número uno del sector automotriz en Estados Unidos registró una ganancia neta de 3,000 millones de dólares, frente a 294 millones en el primer trimestre de 2020.

Ajustada por acción, la ganancia se colocó en 2.25 dólares contra 1.04 esperado por los analistas para el primer cuarto del año.

Para 2021 espera una ganancia neta de 6,800 a 7,600 millones de dólares.