Wells Fargo & Co reportó el viernes un declive de 19% en su ganancia sobre menores ingresos a lo proyectado por Wall Street por cuarto trimestre consecutivo debido a temas hipotecarios, lo que provocó un desplome de un 3.5% de sus acciones.

El tercer prestamista más grande de Estados Unidos, que ha estado involucrado en un prolongado escándalo por sus prácticas de ventas, afirmó que la baja en las utilidades se debió en su mayor parte por una provisión de 1,000 millones de dólares para un acuerdo legal por temas derivados de antes de la crisis financiera de 2007-2009.

Pero los ingresos del banco también fueron afectados por un declive de los ingresos de la banca hipotecaria. Wells Fargo ha tratado de recuperarse de un escándalo por prácticas de ventas deshonestas que llevaron a interrogatorios por parte del Congreso y provocaron la indignación entre millones de consumidores.

Las utilidades de Wells Fargo cayeron a 4,600 millones de dólares durante el tercer trimestre. Sobre una base ajustada, su ganancia fue de 1.04 dólares por acción, más que los 1.03 dólares por título estimados, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos bajaron 2%, a 21,900 millones de dólares, afectados por una baja de 37% en la banca hipotecaria. Analistas proyectaban ingresos de 22,400 millones de dólares.

A las 1558 GMT, las acciones de Wells Fargo perdían 3.10 por ciento.

Wells Fargo está comprometido con su plan de reducir los costos en 4,000 millones de dólares a fines de 2019, de lo cual la mitad será reinvertido en negocios, dijo en un comunicado el director de finanzas del banco, John Shrewsberry.

El banco es el mayor prestamista para créditos hipotecarios residenciales en Estados Unidos. 

abr