Las ganancias de BP casi se triplicaron en el primer trimestre del 2017 frente al año previo, impulsadas por un aumento de los precios del crudo y una producción que tocó un máximo de cinco años, mientras que la deuda creció para pagar adquisiciones y costos del derrame del 2010 en el golfo de México.

La compañía británica se sumó a grandes rivales como Exxon Mobil, Chevron y Total al reportar utilidades mejores de lo esperado, gracias sobre todo a la subida de los precios del crudo y el gas. Los precios del petróleo subieron 50% el año pasado, hasta cerca de 54 dólares por barril en los tres primeros meses del año.

BP espera que los precios promedien entre 50 y 55 dólares por barril en el 2017, en camino al tramo más alto del rango si la OPEP y otros destacados productores externos amplían sus recortes de producción en la segunda mitad del año, dijo el presidente Financiero, Brian Gilvary, a Reuters.

Los resultados podrían mitigar algunas preocupaciones de los inversores, que se inquietaron cuando BP elevó en febrero el cálculo del precio del crudo al cual podría equilibrar sus cuentas este año a 60 dólares el barril, tras una serie de inversiones que elevó el nivel de los préstamos. Tres años después de que los precios del crudo cayeron desde niveles superiores a 100 dólares por barril y de que BP redujo costos con despidos, aplazamientos de proyectos, los inversores quieren ver una generación de efectivo para cubrir gastos y pagos de dividendos, al tiempo que se reduce la creciente deuda.

La deuda neta creció 9% en el trimestre, hasta 38,600 millones de dólares, elevando el apalancamiento en los títulos de los accionistas de 26 a 28%, cerca de su techo de 30 por ciento.

El flujo de caja operativo de BP subió a 2,100 millones de dólares, desde 1.900 millones de dólares del año anterior, afectado por pagos de multas relacionados con la explosión de la plataforma petrolera Deepwater Horizon y el derrame que hubo en el golfo de México en el 2010.

Las ganancias de BP por costo de reemplazo subyacente, la definición de la compañía de utilidades netas ascendieron a 1,510 millones de dólares, lo que superó el pronóstico promedio de los analistas de 1,260 millones de dólares.