Los futuros de trigo de primavera en Estados Unidos se dispararon el jueves a máximos en tres años y cerraron con un alza de 5% por temores a que las persistentes condiciones de clima seco en los Grandes Llanos reduzcan los suministros.

Las subidas de los futuros de trigo de primavera en el mercado de Minneapolis también empujaron al trigo en Chicago a máximos en un año, al mismo tiempo que impulsaron a la soya y al maíz. Asimismo, la depreciación del dólar contribuyó al alza de los precios. El trigo para julio en Minneapolis cerró con una subida de 36.5 centavos, o 5.18%, a 7.4125 dólares por bushel luego de haber tocado el precio spot más alto en registro continuo desde mayo del 2014 a 7.5975 dólares.

El trigo de primavera para septiembre se negoció momentáneamente por encima de su límite diario de 60 centavos a 7.68 dólares antes de recortar su avance y cerrar a 7.3950 dólares.

En Chicago, el trigo para julio subió 23 centavos, o 5.19%, a 4.8025 dólares por bushel, y en Kansas el trigo duro rojo de invierno ganó 19 centavos, o 4%, a 4.8050 dólares. Los futuros de soya terminaron con subidas modestas, sostenidos por compras técnicas. El avance de los precios fue limitado por cifras decepcionantes de ventas de soya estadounidense para exportación.

La soya para julio cerró con una subida de 1.50 centavos, a 9.1550 dólares por bushel, mientras que el contrato para noviembre, correspondiente a la nueva cosecha, avanzó 3 centavos a 9.2475 dólares.

El maíz para julio subió 3 centavos y terminó a 3.5975 dólares por bushel, mientras que el contrato para diciembre, correspondiente a la nueva cosecha, subió 3.75 centavos, a 3.80 dólares.

Los futuros del azúcar sin refinar tuvieron el jueves su mayor avance diario en nueve meses por coberturas cortas especulativas tras la caída a su cota más baja en 16 meses en la rueda previa, ya que los operadores vieron una potencial gran cantidad de entregas contra el contrato de julio que vence.

El azúcar sin refinar para octubre se disparó 0.74 centavos, o 5.8%, a 13.5 centavos la libra, tras caer en la sesión previa a su menor nivel en 16 meses de 12.74 centavos.