Después de que los reportes al cuarto trimestre de las emisoras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) resultaron débiles en general, el panorama para este año luce retador, dijo Jorge Sánchez, director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef).

En entrevista, mencionó que el panorama luce complicado este año, principalmente por el tema de la baja de perspectiva de la calificación de la deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Explicó que Pemex está técnicamente quebrada y es la empresa petrolera más endeudada del mundo. “Además, se ha manejado mal y ha habido mucha corrupción”.

El académico agregó que el actual gobierno debe enfrentar el problema y darle una pronta solución, sobre todo para que regrese la confianza de los inversionistas y se modere la incertidumbre.

“Por eso este año será complicado económicamente. Si bien nos va, creceremos a 1.5%”, aseguró.

Sin embargo, explicó que es normal un crecimiento bajo en el primer año de un nuevo gobierno. Recordó que en el gobierno del panista Vicente Fox “tuvimos incluso un decremento en la economía en su primer año”.

Al respecto, comentó que “el primer año siempre es malo por los reacomodos, pero ahora se agrega el problema de Pemex. Si no presentan un plan de negocios viable, ver qué se hace con su abultada deuda y con sus pasivos laborales y de pensiones nos podría llevar a una nueva crisis económica”.

Para el entrevistado, “hay una luz de esperanza en que las cosas se harán bien y de que hay voluntad gubernamental para ello, y fue la reunión que sostuvo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con el Consejo Coordinador Empresarial”.

También afectará lo exterior

A la situación interna habrá que agregarle los problemas en el ámbito internacional, como el tema Estados Unidos-China y la crisis en Venezuela. “Eso también podría complicar la situación económica en México”, externó.

Por ello, sostuvo que el gobierno debe lanzar señales de certidumbre para atraer inversiones extranjeras y no ahuyentarlas. “Si se reactiva la Inversión Extranjera Directa en este sexenio, México puede crecer más”, indicó Sánchez.

Para el académico de la Fundef, que tiene su sede en el ITAM, la Iniciativa Privada tomará sus precauciones al momento de invertir si no se dan las condiciones para ello.

Sobre los comentarios del presidente de México de que el país crecerá a 4% en su sexenio, Jorge Sánchez dijo que “no se puede crecer por decreto. Pero si se hacen las cosas bien, quizá hacia el final del sexenio podríamos crecer a niveles cercamos a 4 por ciento”.

La BMV no es indicador

Para Sánchez, el hecho que la BMV haya caído a finales del año pasado por las decisiones tomadas por la actual administración federal no es indicativo de la situación por la que atraviesa el país. “La BMV es pequeña, son muy pocas las empresas y los sectores de la economía representados ahí. Hasta que más emisoras se enlisten habrá mayor desarrollo y un mayor crecimiento”, afirmó.

A la fecha no hay muchas empresas en la Bolsa, porque han encontrado otras maneras de financiarse, como con sus propios proveedores y con los bancos, expuso: “Además, hace falta en México que se cumpla el Estado de Derecho”.

Uno de los errores más fuertes en lo que va de la administración fue la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, pues creó mucha incertidumbre y nunca se aclaró la verdadera razón de la cancelación. “Es un caso cerrado, pero que económicamente y como derrama no tendrá el mismo impacto que el Tren Maya. Ahora, el gobierno deberá evaluar mejor sus proyectos y ser más transparente en la obra pública”, concluyó.