Santiago.- Las acciones de la empresa chilena detallista La Polar, acusada de realizar repactaciones unilaterales de las deudas de medio millón de clientes, cayeron hoy 63.43%, al retornar al mercado tras una semana de suspensión.

La caída de las acciones se produjo este lunes, cuando las acciones de la popular multitienda regresaron al ruedo de la Bolsa de Comercio de Santiago, tras haber sido congeladas por la Superintendencia de Valores y Seguros la semana pasada.

La baja de los títulos de La Polar se produjo luego que el directorio en pleno de la empresa, encabezado por su presidente Heriberto Urzúa, puso sus cargos a disposición de los accionistas, quienes deberán votar su eventual renovación.

El directorio de la firma renunció como consecuencia del escándalo desatado por denuncias de que la empresa repactó en forma unilateral las deudas de casi medio millón de clientes que estaban atrasados en los pagos.

La medida multiplicó varias veces la deuda original, lo cual fue denunciado por centenares de deudores ante el Servicio Nacional del Consumidor, cuya investigación se tradujo en la caída de las acciones y en eventuales demandas judiciales.

La pasada semana, la empresa anunció un conjunto de medidas compensatorias a quienes se vieron afectados por la repactación, las cuales son consideradas insuficientes por representantes legales de grupos de deudores.

El 9 de junio, cuando estalló el caso, los títulos de la firma, que opera en Chile y Colombia, cayeron 42.12% y provocaron una pérdida de 670 millones de dólares en un solo día en la capitalización bursátil de la empresa.

El pasado viernes La Polar informó que las provisiones adicionales que deberá hacer suman 893 millones de dólares, más del doble de lo proyectado hace dos semanas cuando dio a conocer los problemas que afectaban su negocio de crédito.

La propiedad de La Polar está diluida, con 34% en manos de corredoras, 24% en Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), 19% en fondos extranjeros y 14% en fondos de inversión.

Este esquema de propiedad ha abierto la expectativa que pueda tomar el control algún inversionista con suficiente respaldo financiero para sacar a la empresa de su actual situación.

Ello podría ocurrir en el contexto del aumento de capital por 400 millones de dólares que los accionistas votarán este miércoles y en el caso de que el aumento sea aprobado, un nuevo socio podría tomar el control al adquirir el 30% de la empresa.

apr