Ayer, la mezcla mexicana de exportación ganó 8.04% o 1.99 dólares para cotizar en 26.73 dólares por barril. En lo que va de mayo se ha recuperado 113.84 por ciento.

Por su parte, los futuros del Brent para entrega en julio ganaron 7.11% o 2.31 dólares, a 34.81 dólares el barril, mientras que el estadounidense West Texas Intermediate (WTI) subió 2.39 dólares, o un 8.12%, a 31.82 dólares el barril.

Fueron los máximos valores de cierre para ambos contratos desde el 11 de marzo, pocos días después de que los precios comenzaran a colapsar luego de que no se alcanzara un acuerdo para recortar el bombeo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia, grupo conocido como OPEP+.

En lo que va de mayo el Brent ha ganado 37.75%, mientras que el WTI sube 68.90 por ciento.

Los precios del petróleo subieron el lunes a máximos de dos meses, ante preliminares resultados positivos de una posible vacuna contra el coronavirus, el optimismo sobre la reapertura de las economías y los recortes de producción de los principales países productores.

En la primera parte de mayo, OPEP+ ha reducido fuertemente las exportaciones de crudo, según compañías que hacen seguimiento a los embarques, lo que sugiere un fuerte inicio en el cumplimiento de un nuevo pacto para recortar la producción.

La OPEP+ acordó reducir la oferta en un récord de 9.7 millones de barriles por día (bpd) desde el 1 de mayo. Arabia Saudita, el mayor exportador de crudo del mundo, anunció la semana pasada que rebajaría su bombeo en un adicional de 1 millón de bpd en junio.

El repunte en el contrato a junio del WTI, que expira hoy sugiere que el histórico desplome del mes pasado a precios negativos  no se repetirá.

Datos preliminares de la vacuna de Moderna Inc para el Covid-19, la primera en ser probada en Estados Unidos, mostraron que producía anticuerpos protectores en un pequeño grupo de voluntarios sanos, dijo la compañía.

El verano está llevando a gran parte del mundo a salir de los bloqueos establecidos por el coronavirus. Las tiendas y restaurantes se preparaban para su reapertura en Italia, mientras que en otras áreas afectadas por la pandemia, como España, levantaban gradualmente las restricciones.

Por alza en demanda

Disminuye riesgo de precios negativos en el petróleo

Las condiciones en el mercado petrolero muestran una leve mejoría. Hoy vence el contrato del futuro del WTI a junio, y analistas ven poco probable que vuelva a ocurrir una venta desesperada de los operadores que hace un mes llevó a la cotización del petróleo estadounidense a terreno negativo por primera vez en su historia.

Es poco probable, mejoró la expectativa de la demanda desde China de que habría un incremento, reportes de China sugieren que está casi en los niveles previos al brote de coronavirus, bajo esta perspectiva es poco factible que se vea esta perspectiva de precios negativos el martes, comentó en entrevista Ana Azuara, analista de Materias Primas de Banco Base.

Ayer, el contrato de junio del WTI cerró un alza de 8.12%, a 31.82 dólares por barril, diferente al mes previo, cuando desde una semana antes de su vencimiento, el precio del contrato de mayo comenzó a presionarse fuertemente.

El 20 de abril el WTI se hundió a 55.90 dólares por barril, mientras los operadores esquivaban la entrega física del crudo, en medio de un alza en el inventario de Estados Unidos y poco espacio para almacenar, con hasta 72% de la capacidad usada en Cushing, Oklahoma, punto de entrega del crudo estadounidense.

Actualmente ronda el 65%, refirió la estratega bursátil. Los compradores pagaban por no llevarse el producto.

La volatilidad en el precio del petróleo ha sido mucha en los últimos meses, el mes pasado estábamos un poco por debajo de los 20 dólares por barril y ese día (20 de abril) se movió en 70 dólares, el hecho de que sea poco probable que suceda otra vez, no descarta la volatilidad de la vez pasada, advirtió la especialista de Banco Base.

En febrero e inicios de marzo, las fuertes medidas de confinamiento en China, donde se originó el brote del nuevo coronavirus, desplomaron en casi 20% la demanda del energético.

Los operadores están a la expectativa de señales en el país asiático que indiquen cuándo podría regresar cierta normalidad al mundo.

Las importaciones de China se elevaron a 9.84 millones de barriles por día en abril con la apertura de refinerías, según datos de Reuters.

En China desde abril se está viendo un aumento sustancial en la demanda y de gasolina, hay optimismo de que en todas las demás economías que se están comenzando a abrir, va a haber este mismo patrón. Gran parte del problema también eran los inventarios, sobre todo en Estados Unidos, porque la cantidad de inventarios estaba aumentando tan rápido que se creía que a final de este mes ya no iba a haber espacio suficiente para almacenarlo, dijo Ana Azuara.

La expectativa del mercado es que se recupere paulatinamente la actividad económica y por consiguiente la demanda del hidrocarburo vuelva a repuntar. (Claudia Tejeda)