El peso mexicano se apreció este viernes tras buenos datos del empleo en Estados Unidos que hicieron retroceder al dólar y tuvo su mejor semana en casi siete años, en medio de un ambiente positivo en los mercados financieros tras las elecciones del 1 de julio pasado.

La moneda cotizaba en 19.0005 por dólar a las 15:30 locales, con una ganancia de 1.14% o 22.00 centavos, frente a los 19.2205 del precio de referencia del jueves.

La divisa local acumuló esta semana una ganancia de un 4.6%, la mayor desde el finalizó el 28 de octubre de 2011.

Por su parte, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró la jornada del viernes con una ganancia de 0.86%, con lo que sumó su cuarta jornada consecutiva de incrementos y su principal indicador accionario se acercó a los 49,000 puntos, ante un mayor apetito por instrumentos de riesgo.

El S&P/BMV IPC, principal indicador accionario, mostró un incremento de 418.76 puntos respecto al nivel previo, con lo que se ubicó en 48,981.41 unidades, su mejor nivel desde el 18 de abril pasado.

Con este resultado, el mercado accionario local tuvo una semana positiva después del proceso electoral en México, con una ganancia de 2.77% respecto al viernes previo; mientras que en el acumulado del año reduce la pérdida a sólo 0.76 por ciento.

Los activos locales han reaccionado positivamente tras el triunfo en las elecciones presidenciales del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien está enviando mensajes que han sido bien recibidos por los mercados.