Los meses de julio, agosto y septiembre de 2020 fueron el tercer trimestre más activo de los últimos 20 años por importe de salidas a Bolsa y el segundo por volumen, según el estudio Global IPO Trends, de EY.

Los sectores menos afectados por la pandemia, como tecnología y salud, animaron a los inversionistas.

El último verano ha sido especialmente activo en salidas a Bolsa. En un período tradicionalmente de poca actividad por la época, se realizaron un total de 445 Ofertas Públicas Iniciales (OPI) a nivel mundial, lo que supone un incremento del 77% con respecto al mismo trimestre del 2019.

El importe alcanzó los 95,000 millones de dólares, que implica un incremento del 138% sobre las mismas fechas de 2019.

Con estas cifras la actividad mundial en el acumulado del año alcanza las 872 salidas a Bolsa, esto es 14% más que un año antes, y por un efectivo de 165,300 millones de dólares , un alza del 43 por ciento.

“La liquidez del mercado y la mejora del sentimiento de los inversionistas están impulsando la actividad mundial, especialmente en los sectores menos impactados como tecnología y salud, y se espera que pueda continuar en la última parte del año”, explicó Rosa María Orozco, socia responsable de OPI de EY.

Los mercados de la región Asia-Pacífico protagonizaron la mayor parte de las operaciones (554 OPI por 85,300 millones de dólares, esto es 29 y 88% más respectivamente), mientras que la región de América concentraron 188 OPI por 62,400 millones de dólares (18 y 33% más, en el mismo orden).

Por el contrario, la actividad en los mercados de Europa, Oriente Medio, India y África (EMEIA) sigue siendo en términos interanuales 27% inferior en volumen y 24% en importe, al registrar hasta septiembre 130 salidas a Bolsa por 17,600 millones de dólares.