El operador de la bolsa alemana Deutsche Börse anunció el miércoles 12 de agosto un cambio en sus reglas para permitir la expulsión rápida de la firma Wirecard del DAX 30, su índice de referencia, después de la quiebra de esta empresa de servicios de pago.

Según estas nuevas reglas, "las empresas insolventes deben ser retiradas de los índices DAX con dos días hábiles de preaviso", indicó Deutsche Börse en un comunicado.

"Estas nuevas reglas se aplicarán a Wirecard AG", agrega el texto.

El cambio entrará en vigor el 19 de agosto y se aplicará dos días después, por lo que el 21 de agosto será el último día de cotización de Wirecard en el DAX 30, que agrupa a las treinta empresas más grandes que cotizan en la Bolsa de Fráncfort.

Este proveedor de servicios de pago, que supo ser una estrella ascendente en el sector de las tecnologías aplicadas a las finanzas, quebró en junio tras haber reconocido un agujero de 1,900 millones de euros (unos 2,154 millones de dólares) en sus cuentas.

Wirecard es la primera compañía del DAX 30 que quiebra, y varios de sus directivos fueron detenidos por fraude, incluido el que fuera su director general, Markus Braun.

Estas revelaciones hicieron que la acción de Wirecard se desplomara. Su valor pasó de más de 100 euros a alrededor de 1.60 euros.

Pero, según las reglas anteriores, la exclusión de Wirecard del índice debía esperar a la próxima revisión del DAX, que no está prevista antes del 3 de septiembre.

En principio, la compañía de distribución de productos de alimentación Delivery Hero, con sede en Berlín, reemplazará a Wirecard en el índice DAX 30.

kg