ZURICH.- Credit Suisse está intensificando sus esfuerzos para reducir las áreas de renta fija de mayor riesgo de cara a una nueva regulación más estricta, dijo el banco el martes.

La medida refuerza la campaña del banco suizo para distribuir la toma de riesgo de manera más uniforme entre sus dos unidades principales, la banca privada para los más ricos y la banca de inversión.

Credit Suisse quiere que la banca privada represente eventualmente la mitad de los activos ponderados por riesgo del grupo, desde cerca de un tercio en la actualidad.

Para ello, está siguiendo los pasos de rivales como UBS mediante la reestructuración de sus actividades de banca de inversión, que están bajo presión de los reguladores que exigen que los bancos aparten mucho más capital para cubrir los riesgos.

En concreto, Credit Suisse está reduciendo su brazo de operaciones vinculadas a tasas de interés, que en su mayor parte serán transferidas a una unidad dedicada a reducir los negocios descontinuados.

Credit Suisse dijo que planea recortar los activos ponderados por riesgo de sus negocios discontinuados en un 58% a finales del 2015, frente a una meta anterior de reducirlos a un 41 por ciento.

También planea reducir su apalancamiento en las mismas áreas en un 76%, comparado con el 52% cuando reveló el plan en octubre, aunque el banco ha hecho algunos cambios a lo que se transferirá a la unidad descontinuada.

[email protected]