En las últimas cuatro Ofertas Públicas Iniciales (OPI) que se realizaron en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se gastaron más de 1,355 millones de pesos en intermediarios bancarios tanto nacionales como extranjeros, de acuerdo con datos publicados en sus prospectos de colocación.

Lo anterior, considerando el debut bursátil de la compañía de música por Internet Spotify Technology, que se convirtió en la primera emisora en salir sin intermediarios.

La emisora que mayor gasto generó en colocación fue Vista Oil & Gas por un monto de más de 533 millones de pesos. Pese a que no se especifica el monto colocado en intermediarios nacionales y extranjeros, se sabe que el monto diferido de intermediación ascendió a más de 406 millones de pesos.

De la misma forma, Grupo México Transporte (GMXT) registró un gasto de más de 416 millones de pesos, los cuales se dividieron en 264.4 millones para agentes nacionales y 152 millones para los extranjeros. Entre sus agentes colocadores se encuentra Casa de Bolsa BBVA Bancomer con un cobro registrado de 92.5 millones de pesos, siendo el agente más costoso de la compañía, seguido de Grupo Bursátil Mexicano con 88.1 millones de pesos.

Mientras que la firma de capital privado Promecap Sponsor reportó un gasto por intermediación de 239.9 millones de pesos, a través de casas de Bolsa como Merrill Lynch México, JPMorgan e Invex.

En menor proporción se encuentra la empresa de transportes Traxión con un gasto publicado de 166.2 millones. En cobro por la intermediación el gasto de intermediación bancaria se encuentra la Casa de Bolsa Morgan Stanley México por 36.2 millones de pesos. En contraparte, la casa de Bolsa Barclays Capital reflejó un menor gasto con 4.5 millones de pesos.

Otros gastos

De manera general, las empresas deben realizar un pago a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) por 20,902 pesos y a la BMV por concepto de arancel de estudio, trámite y listado, el cual puede variar de acuerdo con las emisoras. La función de estos agentes es precisamente intermediar a la empresa con el mercado y generar un termómetro que mida la posible demanda de los títulos, de acuerdo con lo mencionado por Armando Rodríguez, gerente de análisis bursátil de Signum Research.

“Propicia que las empresas busquen listar a un precio adecuado en el mercado (...) Se involucra para dar certidumbre a los inversionistas y a la empresa de cuál pudiera ser un rango de valuación aceptable en el mercado,” explicó.

[email protected]