La cementera mexicana Cemex reportó una pérdida neta de 1,500 millones de dólares en el tercer trimestre, luego de su saldo negativo de 44 millones de dólares del periodo anterior de tres meses causado por un desplome de ventas derivado de las medidas de confinamiento por el coronavirus Covid-19.

La compañía, que tiene operaciones en más de 50 países, dijo que la pérdida del tercer trimestre reflejaba una amortización de 1,500 millones de dólares de sus activos y una menor plusvalía mercantil, además de costos financieros más altos.

En el tercer trimestre del 2019, Cemex registró una ganancia neta de 187 millones de dólares.

Cemex dijo que presentó un incremento de 3% en sus ventas en comparación con el mismo trimestre del año pasado, ayudada por un aumento de volúmenes en México, Europa, Oriente Medio, África y Asia. Las ventas netas totalizaron 3,400 millones de dólares en el trimestre.

Las ventas de cemento de todos los mercados de Cemex han sufrido dificultades por las restricciones relacionadas al coronavirus, como cierres de industrias en Colombia, Panamá y Trinidad y una suspensión de dos meses a las actividades de una planta en Filipinas.